Etiqueta: Portada

Magma

Lunario del Auditorio Nacional, 7.42 p.m. -¡Gabriel! -¡Hey! -¿Una foto? -Hola, sí, claro. El obturador del teléfono no hizo ningún sonido. Una, dos fotos. -Muchas gracias. -Gracias a ti. -¡Hey, Eduardo!, ¿una foto? -Hola, no puedo, porque no te conozco. ¿Cómo te llamas? Mucho gusto, K. Yo soy Eduardo. Ahora sí, ¿una foto? ¿Ah sí?

Seguir leyendo

De Coartadas, de Edwin Solano Reyes

No recuerdo ninguna puerta. Toda la tarde he caminado entre la luz opaca de esta ciudad perdida. Me he dejado interpelar por el viento que los automóviles a mi lado maltrataban. Me he dejado cercar por árboles que no sé qué buscaban en mis pasos. Toda la tarde he sentido el pavor de los semáforos

Seguir leyendo

Mandani

Esto que voy a contar sucedió en Tzakap’u, cuna del imperio Purépecha, significa “lugar de piedras preciosas”, que es un pequeño pueblo asentado alrededor de una laguna. Por uno de los costados del pueblo se alzan unos cerros comunes. Lo que no es común, es que entre el verde vivo tan propio de los paisajes

Seguir leyendo

El menú del peregrino guadalupano*

  Esta noche la Calzada de Guadalupe, al norte de la Ciudad de México, no sólo huele a la pólvora quemada de los cohetes que avientan algunos peregrinos que están a punto de llegar a la Basílica a rendirle culto a la Virgen de Guadalupe; también se respira el aroma del café de olla, los tamales

Seguir leyendo

Las milf y unas noches. Cuatro poemas de Ezequiel Carlos Campos

 Canto a las putas   (des)Canonicen a las putas. Jaime Sabines.     Hay que olvidar a las putas. Nuestro placer nunca ha sido su placer. Ya no nos satisfacen sus sucias vaginas donde nos hemos escondido por miedo a la tristeza. Sus senos con formas surrealistas dejarán de moldear los sentimientos de los que,

Seguir leyendo

Dos cuentos de Vianney Carrera

Verde oscuro Cuando conocí a Iván nos encontrábamos en el receso del ensayo orquestal. Él se presentó hacía mí como un simple estudiante que tenía anhelos de seguir en los ámbitos musicales. Mostrándose como una persona sencilla y un tanto burlona, la primera vez que conversamos me preguntó con una sonrisa pícara: —¿Sabías que tengo

Seguir leyendo

La última flecha

Se hablaba bastante sobre el doctor Augusto. Decían que estaba loco, rumoraban que desde hacía más de medio siglo entablaba duelo contra un ser inexistente que, a palabras del doctor, andaba por doquier maldiciendo vidas. Sin embargo, sólo Augusto lo figuraba como tal. Para el mundo era un querubín con arco; para su mente retorcida

Seguir leyendo

Nonato y anónimo

¡Ha nacido el mesías! Salió gritando la partera, corriendo por una calle estrecha donde los ecos se esparcían con facilidad. Como llegaba el anuncio se abrían las ventanas en cada vivienda, ha nacido el mesías y todo el pueblo tiene que enterarse. En cuanto la noticia toca a las escuelas se abren los portones y

Seguir leyendo

Cuatro poemas de Esaú Frausto

Tengo el empleo peor pagado Sé que exagero pero mira cincuenta horas de trabajo en un automóvil con todas las responsabilidades en el sentido negativo siempre con una ganancia de lo mucho unos quinientos menos impuestos siempre los impuestos son nuestro problema no ni siquiera son míos sino la cuota que tengo que cubrir para

Seguir leyendo