Etiqueta: Portada

Poemas de Arturo Loera

Las llaves de Juan Pablo   No recuerdo la visita de Juan Pablo pero la voz de mi madre me cuenta que un diez de mayo, al principio de la última década del siglo –por caridad-, el Papa recorrió las calles por las que ahora camino algo borracho, por las que ayer asesinaron a dos

Seguir leyendo

Manos fatales, de Dafne Fernández Narváez

Te encuentras de pie leyendo este texto de letra pequeña que, por pura casualidad, te atrajo porque se encontraba doblado a la mitad sobre el escritorio de tu hija. Tú, quien tan sólo querías dejar su ropa limpia, te has encontrado con este papel. Entonces te percatas de que es verdad; te encuentras entre la

Seguir leyendo

Poemas de Montserrat Castañeda

Sobre el vicio  “El conocimiento del vicio es principio de la virtud”  Séneca    Interrumpe la quietud de un cuerpo, dando muerte a la moral   con la media que decora un muslo y a tres cuartos sobre la rodilla se desliza  impúdica e imperfecta sobre la piel.  Siente húmeda la savia que brota del roble o el

Seguir leyendo

Sobre Fin de Campo, de Don Delillo*

Jugadores de fútbol americano se preparan para uno de los partidos más importantes de la temporada; sin embargo, hay un peligro latente: que se desate la guerra nuclear. Debido a la política exterior del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ésta podría ser la descripción previa al Super Bowl LII, que jugarán Patriotas de Nueva

Seguir leyendo

¿De verdad importa quién es el nuevo rey?

Hace unas semanas leí unos tuits del escritor cholulteca, Jaime Mesa, en donde se preguntaba si en Golden State había 2 o más jugadores igual de buenos o mejores que Lebron James. Los tuits aparecieron la misma noche que los Warriors ganaron su tercer título en cuatro años (hegemonía interrumpida, ¿saben por quién?, sí, por

Seguir leyendo

Magma

Lunario del Auditorio Nacional, 7.42 p.m. -¡Gabriel! -¡Hey! -¿Una foto? -Hola, sí, claro. El obturador del teléfono no hizo ningún sonido. Una, dos fotos. -Muchas gracias. -Gracias a ti. -¡Hey, Eduardo!, ¿una foto? -Hola, no puedo, porque no te conozco. ¿Cómo te llamas? Mucho gusto, K. Yo soy Eduardo. Ahora sí, ¿una foto? ¿Ah sí?

Seguir leyendo