Categoría: Portada

Dos poemas de David José Márquez Bolaños

Hoy, después de varias semanas, volvemos con dos textos de David José Márquez Bolaños: como siempre, les invitamos a leer y a compartir 🙂

Anuncios

Dos poemas de Ricardo Rubio

La razón es ciega cuando se agita un prisma  Cualquier palabra no es tu palabra; no es tuya la voz del niño con garganta de trueno, ni el color del tulipán, ni la brisa del sur. Ese escudo no te cubre del temor, esa cota no impide el paso de las flechas.   A veces,

Seguir leyendo

Estado de hipocresía, de Gonzalo José Bartha

Vendedores de humo* Encienden sahumerios de opio y liberan sus esporas al viento cargadas de significantes para que penetren pequeñas fisuras del lenguaje cotidiano,   -… a echar raíces … –   … sobre superficies convencionales hasta convertirse en murmullo de crótalos resignificando el sentido de pasillos y aberturas en el laberinto de las decisiones.

Seguir leyendo

Las antologías me ponen triste (I)

Las antologías me ponen triste. Hace una semana compré una y todavía no consigo dejar de llorar. ¿Han pensando en lo duro que debe resultar ser un escritor consolidado y que un jovencito aparezca cinco páginas antes para opacarte? ¿Que esa voz en formación demuestre tener más punch y más destreza que tú, que has

Seguir leyendo

Minificciones de José Gamboa Pech

Los Flotantes Quiero hacerte el amor sin gravedad, flotar como globos de helio por el cuarto, rebotar por las paredes y el techo. En una de esas la ventana se abre y salimos sin percatarnos. Así, en cueros, nos alejamos del suelo sin preocuparnos, sin divisar que el viento nos arrastra sobre un sepelio, mientras

Seguir leyendo

Crónica de un 3 de diciembre

Parecía un domingo normal, de esos en los que los asalariados eligen para quedarse en casa y pasar el día comiendo helado frente al televisor. O por el contrario se atavían en la ropa más casual que tengan para disfrutar de un momento en familia. Los más afortunados harán ambos y se sentirán recargados para

Seguir leyendo

La muerte no era esa cosa que me contaron, de Pedro Reyes Martínez

Carroza   Recorrí Monterrey con mi abuelito en la espalda   Zigzagueamos con intermitentes, Abriendo camino a la gran marcha   [Yo no debí cargar a mi abuelito, Era el menor de sus nietos pero tenía barba Y quería incendiar el universo.]   […] Llegamos al panteón –Me falto el coraje para huir de Monterrey–

Seguir leyendo

¡Por favor, dígame que no hay muertos!*

    —Nunca en mi perra vida había escuchado balazos pero al oír la ráfaga me tiré al suelo, era un ataque y no quería morir en el lugar, —me dice el hombre que entrevisto y que señala con el dedo dónde se encontraba cuando sucedió el ataque a las instalaciones de la Vicefiscalía General

Seguir leyendo

Tres poemas de Alberto Avendaño

Cavafis llora al encontrar Ítaca   Ahora que mi soledad ancló en tu noche con ojos de ola, en tu luna, sepulcro de náufragos con corazones henchidos, déjame revolcar en la violencia de tu abismo que esculpieron los crustáceos durante la tormenta.   Llena mi puerto de astros caídos, dame el regalo de la asfixia

Seguir leyendo

Al fin tengo una columna

Soy un escritor incipiente, que sufre mucho. En realidad todos los escritores que conozco (principalmente los escritores de mi generación) son escritores incipientes que sufren mucho. ¿En qué se basa su sufrimiento? Hay muchas respuestas, muchas vertientes, algunas más recalcitrantes que otras. Unos, por ejemplo, sufren por las relaciones emocionales. Y para escribir, pregúntele a

Seguir leyendo