Ingrid Betancourt responde a la FGE: “busco justicia, no un enfrentamiento mediático”

A través de una carta enviada a la Fiscalía General del Estado de Yucatán (FGE), Ingrid Betancourt, madre de Arturo Rafael Alcocer Betancourt, asesinado el pasado 7 de julio, insiste en que la dependencia ha cometido omisiones en la investigación.

No hay comentarios

Por Mateo Peraza

Luego de que la Fiscalía General del Estado de Yucatán (FGE) emitiera un comunicado en donde asegura que se mantiene abierta la investigación sobre el asesinato de Arturo Rafael Alcocer Betancourt, ocurrido el pasado 7 de julio al interior de su domicilio en la colonia Felipe Carrillo Puerto, en Chuburná, Ingrid Betancourt, madre del joven de 25 años, contestó a la dependencia señalando una serie de omisiones e insistió en que busca justicia y no un enfrentamiento mediático.

A través de una carta fechada el 25 de agosto y compuesta por 4 puntos, Ingrid Betancourt precisa que ella descubrió el cuerpo de su hijo Arturo el pasado 8 de julio, y no el 7 de julio como sostiene la Fiscalía en su comunicado.

Además, en contraste con el mensaje de la dependencia, cuyas autoridades mencionan que “se han realizado diversas diligencias como parte de la integración de la carpeta de investigación que continúa avanzando”, Ingrid expone que la carpeta, registrada bajo la denominación G6/25/2021, no ha sido correctamente integrada debido “a la falta de equipos que se encuentran fuera de servicio”.

“En la parte criminalística no se ha podido avanzar derivado de que existen indicios que no se han procesado ante la falta de equipos que se encuentran fuera de servicio; en este momento, lo importante es lo criminalístico ya que serán las pruebas que podamos ofrecer en un juicio para imputar, procesar y sentenciar a los responsables”, reza el mensaje.

Pese a la versión de la FGE, donde sostienen que se la ha brindado ayuda psicológica y un acompañamiento integral desde la Secretaría de las Mujeres (Semujeres) y el Centro Estatal de Atención a Víctimas (CEEAV), Ingrid destaca que la información no es completamente correcta.

“Fue hasta el día 18 de agosto cuando tuve acercamiento con el Centro Estatal de Atención a Víctimas y luego de que yo solicitara por escrito que se me otorga la categoría de víctima, por ende nunca he recibido una oferta o se me ha girado memorial para que me presente a recibir un apoyo psicológico”, escribió.

Sobre este punto, en entrevista para Efecto Antabus, el abogado del caso, Roberto Dolz Ramos, comentó el pasado 22 de agosto que, producto del crimen, también tienen afectaciones psicológicas otros miembros de la familia, como los hermanos, la abuela de Arturo y su hija menor de edad.

Por otra parte, en cuanto a las irregularidades, Ingrid menciona que en la carpeta de investigación no se incluyó “el acopio de información y datos con base en averiguaciones, entrevistas y versiones de testigos, labores que proseguirán hasta abundar en torno a lo sucedido”, como afirmó la representación social.

Betancourt declara que su intención no es iniciar un enfrentamiento mediático en contra de la Fiscalía General del Estado de Yucatán (FGE), ya que lo único que pide es justicia y la debida integración de la carpeta de investigación, mientras que la FGE tiene “el monopolio de la acción penal”.

“Si solicito se realicen pruebas, investigaciones, que intervengan otras instancias como CODHEY y hago declaraciones públicas; es porque he establecido una línea de investigación; si choca con la línea de investigación de la Fiscalía, es lamentable. Nunca se me ha indicado cual es la línea de investigación que siguen y cual es su teoría del caso, ante la falta de información a mi persona, entiendo que no existe información, lo que me obliga a investigar, compilar indicios y pruebas para dar con el autor o autores intelectual y material de la muerte de mi hijo”, subraya la misiva.

El caso de Arturo

Arturo Alcocer Betancourt recibió 26 puñaladas el pasado 7 de julio al interior de su domicilio. El 8 de julio su madre, Ingrid Betancourt, encontró su cuerpo. En entrevista, dijo que la casa se encontraba abierta y que la entrada no fue forzada, mientras que en la zona del crimen se encontró la huella dactilar de uno de los involucrados. Ingrid tomó fotografías de la escena, en donde también se observan manchas de sangre sobre la pared y una cadena que no fue recopilada por los peritos.

Tras un mes, el caso se mantiene parado debido a las omisiones de las autoridades. Los encargados no han entrevistado a los vecinos de la zona, no tomaron ciertos indicios como parte de la investigación y no han pedido la declaración del presunto involucrado.

Junto con su abogado, Roberto Dolz, Ingrid encontró evidencias en la zona exterior de la casa; se trata de dos indicios en los cuales no se ha profundizado debido a la falta de equipo técnico.

“Ellos no pueden (analizar ambos indicios) porque su equipo está echado a perder. También debieron hacer un ensayo de cromatografía. El sábado 17 de julio, con el fin de ir a la fiscalía para integrar la carpeta de investigación, la maestra (Ingrid) y yo nos desplazamos al lugar de los hechos. En el sitio encontramos, en una zona externa al lugar de los hechos, un pantalón, es decir, un indicio que no había sido procesado por falta de un reactivo químico. Le presentamos al fiscal por escrito que ahí había un indicio Entonces fueron, levantaron el indicio, pero no procesaron ni revisaron el área. Tomaron una fotografía y eso fue todo, cuando su responsabilidad era acordonar la zona”, denunció el abogado.

Y agregó: “Es una negligencia englobada. Lo que hace la Fiscalía es dejarnos en un estado puro de indefensión para que, al paso del tiempo, se archive el caso. Tal pareciera que tenemos un juicio en contra de la Fiscalía. Nos entregaron la carpeta de investigación gracias a Derechos Humanos. Pero, antes, hay una gran cantidad de violaciones flagrantes al debido proceso, hechas por la Fiscalía. Nosotros pedimos la carpeta para poder revisarla, para poder avanzar en el proceso. Nosotros, como víctimas, somos coadyuvantes del Ministerio Público, pero parece que la Fiscalía nos ve como enemigos. Trataron el asunto en secrecía hasta que pudimos ver la carpeta”.

Mateo Peraza (Mérida, 1995). Reportero. Ha publicado en Efecto Antabus, Tierra Adentro y Punto de Partida.

Procesando…
¡Lo lograste! Ya estás en la lista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .