Libro centroamericano de los muertos de Balam Rodrigo: poética del desplazamiento violento

Khiabet López Morales nos presenta una reseña sobre el “Libro centroamericano de los muertos”, de Balam Rodrigo

No hay comentarios

Por Khiabet López

Si quieres leer este libro, te recordamos que puedes hacerlo de manera inmediata en Bookmate. Sólo debes activar el código EFECTOANTABUS haciendo clic aquí y podrás disfrutar de un mes de lectura gratuita.

Para ser conscientes de lo que sucede en el mundo, es importante nombrar las cosas ya que a través de las palabras, lo que aqueja se puede revelar; es a través de las palabras que la violencia se puede denunciar, porque nombrar también es denunciar y denunciar es hacer visible lo que sucede frente a nosotros sin advertirlo.

En el Libro centroamericano de los muertos, del poeta chiapaneco Balam Rodrigo, el cual fue merecedor al Premio Nacional de Poesía Aguascalientes 2018, encontraremos un trabajo poético testimonial que colinda con la autobiografía y la crónica de aquellos días en donde el poeta compartía vivencias con cientos migrantes que eran recibidos por su familia en su casa de Villa de Comaltitlán, en Chiapas.  

Estos migrantes, impulsados por la violencia de sus países, emprendían un desplazamiento violento por México con la fiel intención de llegar hasta los Estados Unidos; sin embargo, no siempre lograban su cometido, pues esa misma violencia de la que huían es la que también, en muchas ocasiones, los asaltó en este país.

En este libro, el autor crea un artilugio a base de citas y reapropiaciones de la Brevísima relación de la destrucción de las Indias de Fray Bartolomé de las Casas, obra que narra los malos tratos y las atrocidades que vivieron los pueblos indígenas de América durante el siglo XVI como producto de la conquista española, a través de fragmentos intervenidos de esta obra, Balam Rodrigo construye un dispositivo poético del desplazamiento por medio del cual nos cuenta los testimonios de los migrantes con los que compartió una parte de su vida.

Uno de los primeros apartados del libro, es el titulado “De la provincia e reino de Guatimala”, del cual se irán desprendiendo otros con los nombres de los países de El Salvador, Honduras, Nicaragua y hasta llegar a México. En esta sección los poemas se abren paso con las voces de aquellos indígenas de Centroamérica que, violentados y sobajados, luego de ver a sus familias asesinadas por la guerrilla, después de perderlo todo, emprenden su huida a través de México con la fiel intención de llegar a una tierra que les prometa seguridad y protección.

Dos machetazos me dieron en el cuerpo
para quitarme la plata y las mazorcas del morral:
el primero derramó mis últimas palabras en quiché;
el segundo me dejó completamente seco,
porque a mi corazón lo habían quemado los kaibiles
junto a los cuerpos de mi familia.

Una vez que estos migrantes pisan tierra mexicana, esta los recibe atada de manos por el crimen organizado y la complicidad de las autoridades. No obstante, sin perder la esperanzan, continúan caminando hasta atravesar este narco-túnel llamado México, con la fiel convicción de alcanzar una vida mejor, pero en este peregrinar el final no siempre desemboca en Estados Unidos, pues en el camino muchos de ellos son engullidos por el inframundo, terminan siendo arrojados al atroz Xilbalbá, tierra de la corrupción, secuestros, extorsiones, violaciones y desapariciones forzadas, delitos que son respaldados por las instancias gubernamentales que a diario son compradas en este país, porque en más casos de los que se cree, México termina siendo la tumba de cientos de migrantes a los que la muerte terminó por alcanzarlos.

Hui del penetrante olor a odio y podredumbre;
caminé descalzo hasta el otro lado del inframundo
para curarme los huesos y el hambre.
Nunca llegué.

[…]

Dicen algunos que en la ribera de este río
se aparece un fantasma, pero yo sé que soy,
que he sido y seré, el unigénito de los muertos,
guardián de mi propia sombra, negro relámpago de mi pueblo,
bulto ahogado en esta poza en donde inicia Xibalbá.

Algunos de los poemas que conforman esta obra están titulados con las coordenadas geográficas de lugares donde ocurrieron asesinatos de migrantes en México: el primer poema que abre de esta forma nos sitúa en el municipio de Suchiate, un lugar situado en la región fronteriza del Soconusco, en el estado de Chiapas, que colinda con la República de Guatemala; en este punto es donde se sabe suele iniciarse el éxodo de los migrantes guatelmatecos, siempre con la esperanza de no terminar en una fosa común.

Yo, primogénito de los migrantes muertos,
los recibo con un racimo de filosos machetes
en lugar de brazos, iluminado por la cara oculta
de esta luna leprosa:

bienvenidos al cementerio más grande de Centroamérica,
fosa común donde se pudre el cadáver del mundo.

Bienvenidos al abierto culo del infierno.

De los 13 apartados que conforman este libro, hay cinco que corresponden a una amplia sección titulada: “Álbum familiar centroamericano”. En los poemas que conforman estos apartados, el poeta, además de dar voz a todos esos migrantes que ya no están en este mundo, también se refiere a él mismo como un integrante de una familia acostumbrada a recibir a hombres y mujeres de países de Centroamérica. A través de fotografías que el autor nos muestra, da certeza de la autenticidad de su testimonio. De tal forma que la trama poética que construye a esta obra convierte al libro en una especie de homenaje hacia estos miles de migrantes que han muerto en tierras mexicanas, y, por otro lado, parece un ejercicio de la memoria que termina dando forma a lo que considero un libro de denuncia.

En mi experiencia como migrante de un estado del sur de México a la punta del país, fui consciente de que abandonar las raíces a causa de la pobreza o el narcotráfico no es por gusto; quien que se va, lo hace porque huye de no ser asesinado o morir de hambre. Esto es algo que Balam Rodrigo logra plasmar en su Libro centroamericano de los muertos, pues aborda de forma maravillosa y con un lenguaje poético cargado de imágenes reales y crudas, el trayecto violento de miles de migrantes.

Sin más, esta es una invitación para que conozcan esta magnífica obra ganadora de uno de los certámenes de poesía más prestigiosos de México. Balam Rodrigo nació en 1974, es poeta y narrador. Licenciado en Biología por la Facultad de Ciencias de la UNAM. Estudió una Maestría en Ciencias Biológicas y un diplomado en Teología Pastoral. Es autor de poco más de una veintena de libros de poesía. Su obra ha merecido diversos reconocimientos, entre los que destacan el Certamen Internacional de Literatura Sor Juana Inés de la Cruz 2012, Premio Internacional de Poesía Jaime Sabines 2014, Premio Nacional de Poesía José Emilio Pacheco 2016, Premio Nacional de Poesía Amado Nervo 2017, Premio Nacional de Poesía Tijuana 2017 y Premio Bellas Artes de Poesía Aguascalientes 2018. Sus libros Libelo de varia necrología, Bitácora del árbol nómada y Sobras reunidas (antología de poesías & pensamientos inútiles) fueron elegidos por el diario Reforma entre los mejores libros de poesía publicados en México el 2009, 2011 y 2016, respectivamente, mientras que Braille para sordos fue seleccionado por el diario El Norte como uno de los mejores libros de poesía del 2013.

Páginas: 68

Publicación: 2018

ISBN: 978-607-16-5720-6

Editorial: Fondo de Cultura Económica

Khiabet López Morales (Acapulco, 1993). Licenciada en Lengua y Literatura de Hispanoamérica por la Universidad Autónoma de Baja California. Ha sido ponente en congresos de lengua y literatura en la Universidad Autónoma de Nuevo León y en la Universidad Autónoma del Estado de México. Aparece en la revista electrónica Círculo de poesía. Fue becaria del Festival de Cultura Interfaz Culiacán, 2016. Es autora de Hace tanto ruido adentro que el silencio se suicida (Editorial Poiesis, 2018). Actualmente colabora como redactora de notas periodísticas para el medio digital Punto Norte

Procesando…
¡Lo lograste! Ya estás en la lista.

Sobre la imagen de cabecera: Design vector created by freepik – www.freepik.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .