2020, UN RECUENTO LITERARIO

El libro como el resultado de un proceso editorial

No hay comentarios

Por Josué Tello Torres

Hacerme consciente del libro como resultado de un proceso editorial, fue lo que marcó mi pauta como lector durante el 2020. Jorge Herralde lo explica mejor cuando se refiere al trabajo de Roberto Calasso al frente de la mítica editorial italiana Adelphi Edizioni: “Y así como hay editoriales que funcionan con el axioma de publicar libros malos para financiar los buenos, Calasso tiende a otro axioma mucho más infrecuente: buscar lectores para obras de verdadera calidad.” Y fue lo que intenté: leer esas apuestas editoriales por jóvenes escritoras o poco traducidas o que han publicado siempre en editoriales pequeñas o que no han corrido con suerte de estar en un “Gran Grupo Editorial”.

Por otra parte, aunque a veces creamos que sea una obviedad, pasan desapercibidos los nombres de las personas que están al frente de la editorial, aquellas que hacen posible —pese a los obstáculos, sobre todo cuando se tratan de las independientes, quienes tienen que sortear con temas económicos, procesos de impresión, distribución, almacenamiento y un largo etcétera— que podamos acceder a la literatura. Por lo anterior, me sentí con la obligación de mencionar a quienes abastecieron esta selección de obras publicadas a finales del 2019 y durante el 2020, y que, parafraseando a Isabel Zapata, me ofrecieron un hogar. Un hogar en un año complejo.   

1.- Una vocación de editor, de Ignacio Echevarría.
Editorial: Gris Tormenta.
Edición: Mauricio Sánchez y Jacobo Zanella.

El trabajo que realiza Gris Tormenta es de admirarse. El cuidado editorial, la selección, mezcla tipográfica y los colores peculiares en portadas, los autores que publican y sus colecciones —dos hasta el momento: Colección Disertaciones y Colección Editor— hacen que su labor sea distintiva. Me atrevería a decir que es única en el país con una línea que rigurosamente atiende temas que van desde la migración y exilio, los oficios de escritura, traducción y edición, el espacio exterior, el pensamiento contemporáneo, además de ahondar en, de y sobre narradores como Perec o Ibargüengoitia a través de diferentes voces generacionales de escritoras y escritores.

A finales de septiembre, Gris Tormenta publicó Una vocación de editor, escrito por Ignacio Echevarría y con un prólogo de Emiliano Monge. Comencemos con lo segundo: Monge, además de acercarnos a esa relación editor-escritor-amistad-trabajo, en pocas páginas nos hace reír y llorar por la carga emotiva y entrañable que nos pinta sobre Claudio: «Una complicidad basada en los gustos literarios, en los chismes y en la risa y, sobre todo, en el respeto irrestricto a los territorios que sus burbujas deslindaban, y a las cuales sus autores éramos invitados de tanto en tanto». Claudio, el editor que guardaba sorpresas a sus autores cuando le entusiasmaba el libro, sorpresitas que, como escribe Monge, funcionaba como sello en el pasaporte para pasar a su burbuja.       

Sobre el texto, Echevarría parte de la pregunta «¿Cómo se decanta la vocación de editor?» y nos lleva al oficio a través de la mirada de Claudio, sus inicios en Tusquets —cuando la editorial era independiente y estaba a cargo de su tío Antonio López Lamadrid y Beatriz de Moura, pasando por las primeras labores de Claudio, hasta las más complejas: procesos de lectura de manuscritos, revisión de traducciones, encargo y control de correcciones estilísticas y tipográficas, la edición de textos y la impresión de los libros. Echevarría también narra esa visión sobre los libros electrónicos y su necesidad para a minorar la brecha de distribución entre los países Latinoamericanos y España, como creía Claudio.

Claudio, un editor convencido en la construcción de un puente entre las narrativas de América y España; como lo fue su apuesta por The next generation —nombre que acuñó para agrupar a escritores de Estados Unidos y cuya lista estaba compuesta por Richard Powers, Michael Chabon, Jonathan Lethem, David Foster Wallace y compañía—, también de su apertura y difusión a lo que se escribía en Latinoamérica, agregando a su catálogo nombres como los de César Aira, Samantha Schweblin, Alberto Fuguet, Rodrigo Fresán, Raúl Zurita, Emiliano Monge, Alma Guillermoprieto, entre otros. Vaya catálogo.

El libro es un registro de un antes y un después en la labor editorial dentro de uno de los grandes grupos editoriales en español, y que difícilmente se vuelva a repetir en ese contexto con una figura como la de Claudio. Aunque, Una vocación de editor también podría ser un manual para quienes aspiramos a la edición editorial, un archivo histórico sobre la evolución del oficio y esos procesos revolucionarios que han sucedido a finales del siglo XX y principios del XXI.   

Páginas: 136
ISBN: 978-607-97866-8-7
Publicación: 2020

2.- Bluets, de Maggie Nelson en traducción de Isabel Zapata.
Editorial: Jámpster Libros.

Mi admiración por Isabel Zapata comenzó después de leer Las noches son así y se consolidó cuando, de un tirón, me adentré a Una ballena es un país (Almadía, 2019) y Alberca vacía (Argonáutica, 2019). Fueron lecturas que, como mencioné al principio, “me ofrecieron un hogar.” Desde ese momento, le he seguido la pista a sus artículos y traducciones con fe ciega.

Editada en Chile por Jámpster Libros, hace unos meses Isabel Zapata nos liberó su traducción de Bluets, obra escrita por Maggie Nelson (San Francisco, 1973).  Bluets es memorable e inclasificable —como tiende a ser la literatura de este siglo pensando a bote pronto en obras escritas por Olga Tokarczuk, Annie Ernaux o Emmanuel Carrère—, al transitar por varios géneros que, a su vez, podría decirse que ya es un género por sí mismo.

A lo largo de 240 proposiciones, Nelson nos lleva a espacios íntimos y públicos, de la literatura al cine, cotidianos e históricos, donde el color azul se encuentra presente explícita e implícitamente:

9. Así que por favor no me escribas para contarme sobre más sosas azules hermosas. Para ser justa, este libro tampoco te hablará sobre ellas. No dirá ¿no es hermoso X? Tales preguntas son asesinas de la belleza.  

46. Negación, dice el silencio.

229. Escribo esto en tinta azul para recordar que todas las palabras, no solamente algunas, están escritas en agua.

239. Pero ahora estás hablando como si el amor fuera un consuelo. Simone Weil nos advirtió lo contrario: “El amor no es consuelo”, escribió. “Es luz”.

Como un faro encendido por Isabel, Bluets nos iluminó.    

Páginas: 72
Traducción: Isabel Zapata.
Publicación: 2020

3.- A lo lejos, de Hernán Díaz en traducción de Jon Bilbao.
Editorial: Impedimenta.
Edición: Enrique Redel.

Impedimenta es una editorial que admiro por su catálogo y la labor que realizan con el libro-objeto. A principios del 2020 publicó un antiwestern que narra el viaje de Håkan Söderström, conocido como «el Halcón», cuya trama comienza en Suecia y pasa por Argentina hasta instalarse en una California que se encuentra en plena «Fiebre del Oro», en los Estados Unidos.

Håkan —jokan, según la pronunciación— es un errante: no sabe el idioma y llega a Estados Unidos sin un rumbo fijo, ignorando dónde se encuentra exactamente va en busca de su hermano Linus, a quien extravió luego de embarcarse. Al llegar al país es recibido a tiros, con desprecio, acusado de todos los males que rodean a la gente que conoce o abusado por los mismos, llega a convertirse en mito y leyenda de aquellas tierras sin dueño.   

A lo lejos, novela escrita en inglés por el argentino Hernán Díaz, fue finalista del Pulitzer y del PEN/Faulkner en 2018 y llegó al público en castellano a principios del año pasado, aunque no a México de manera física por el tema pandémico, mi experiencia lectora fue en la Kindle y valió la pena cada peso invertido. Un libro que evoca los mejores pasajes de novelas de autores de la talla de Cormac McCarthy.    

Páginas: 344
ISBN: 978-84-17553-52-4
Traducción: Jon Bilbao.
Publicación: 2020

4.- Litio, de Malén Denis.
Editorial: Caballo de Troya.
Edición: Luna Miguel y Antonio J. Rodríguez.

Entre el legado de Claudio López Lamadrid se encuentra la asignación a Luna Miguel y Antonio J. Rodríguez al frente de Caballo de Troya, una suerte de fuerzas básicas –como La Masia en el Barcelona– de la editorial Literatura Random House y que en los últimos años nos ha dejado obras importantes como El comensal, de Gabriela Ybarra, En la ciudad líquida, de Marta Rebón, La hija del comunista, de Aroa Moreno Durán, El estado natural de las cosas, de Alejandro Morellón, entre otras más. De 2019 a 2020, tiempo en que estuvieron al frente Luna y Antonio, la editorial integró a su catálogo voces que marcaron un parteaguas en la literatura que se escribe en España: Aixa de la Cruz, José Ignacio Carnero –ahora con el equipo de primera división, hace unos días comenzó a circular su segunda novela: Hombres que caminan solos–, Anna Pacheco, Marina L. Riudoms, Víctor Parkas, Dara Scully, Elizabeth Duval, Margaryta Yakovenko, Bárbara Gabriela Carvacho, Adrián Grant, Abella Cienfuegos y, quien nos compete en esta lista, Malén Denis; de la autora argentina Caballo de Troya publicó Litio, que leí con ímpetu en febrero del año pasado y que me trae recuerdos que añoro por aquellos días en los que disfruté el libro frente al mar y en espacios públicos, al aire libre, porque el contenido de la obra invitaba a eso.

Sobre Litio, quien mejor que la autora para hablar, les comparto «Si la intimidad y la cotidianidad están infravaloradas es porque la historia de la teoría literaria la han hecho los hombres», una entrevista realizada con motivo de su publicación en Caballo de Troya y publicada en este espacio, Efecto Antabus.

Páginas: 128
ISBN: 978-84-17553-52-4
Publicación: 2020

5.- Ficciones lúdicas, de Rodrigo Díez.
6.- Quisiera quedarme quiera, de Lilián López Camberos.
Editorial: Dharma Books.
Edición: Nicolás Cuéllar.

La impresión que me genera Nicolás Cuéllar es la que un editor que apuesta por todo y a ganar. En un catálogo con cinco años de fundación, incluir las voces de escritores y escritoras sólidas y consolidadas es un hito, admirable: Sara Uribe, Paulette Jonguitud, L. M. Oliveira, Karla Zárate, David Miklos, Antonio Ortuño y Ariana Harwicz, son algunos de los nombres que imponen en la pecera.

En el 2020 se sumaron varios autores más a esa lista, pero sólo pude seguir la pista a dos libros: Ficciones lúdicas y Quisiera quedarme quieta, el primero es un libro de ensayos del escritor Rodrigo Díez, que cuestiona estigmas alrededor de los videojuegos como lo es la violencia, o bien, las narrativas e historias creadas sobre juegos como Zelda, los puentes entre la literatura, el diseño y el arte. Ficciones lúdicas es una mirada necesaria para el disfrute, entre esbozos históricos, de ese espacio y tiempo dedicado a los videojuegos. El segundo, es un libro de cuentos de la escritora Lilián López Camberos, donde las personajes-protagonistas nos adentran a espacios ajenos y conocidos. Los seis relatos de Camberos me hicieron recordar una frase del escritor argentino Rodrigo Fresán, que va sobre libros con cuentos y libros de cuentos, a esta última categoría pertenece Camberos porque sus narraciones se entrelazan, encuentran puntos en común o nos ayudan a comprender diferentes espacios del universo narrativo en Quisiera quedarme quieta: los lenguajes, el cuerpo y el viaje, que en ocasiones toman como punto de partida lo onírico, los recuerdos, el tránsito, los espacios o la violencia. Un libro inagotable.

Páginas: 125
ISBN: 978-6079886011
Publicación: 2020

Páginas: 137
ISBN: 978-6079886028
Publicación: 2020

7.- Caballo fantasma, de Karina Sosa Castañeda.
Editorial: Almadía.
Edición: Guillermo Quijas.

Almadía es sinónimo de revelación de voces literarias sólidas. Recuerdo los primeros títulos que leí con asombro y que me dejaron como el ciervo que se paraliza en medio de la noche frente a la luz de los faros de un vehículo en carretera: Falsa liebre, Hacia la extinción, El fin de la lectura, Pájaros en la boca, Los últimos hijos, libros de autoras y autores que disfrutaba con una sensación de tristeza al final porque difícilmente leería algo nuevo de ellos hasta su nueva publicación sin fecha próxima. Pero ahí estaba la editorial, su catálogo, que me sorprendía con algo nuevo de esa misma calidad literaria. Recientemente me sucedió con Caballo fantasma, que leí primero en Bookmate pero, que al llegar a la última posición en el celular, me sentí con la obligación de adquirirlo de manera física por dos razones: no debe faltar en el librero porque es de esas obras que se disfrutan en relectura, aquellos capítulos a los que recurrimos para abrir al azar y encontrar frases como «De nuevo era septiembre. N decía que lo más patético de estar en México era ese nacionalismo decadente» o «Creo que mamá amó la vida de un modo inexplicable para mí. No sé bien cómo murió» y recordar de que los grandes y pequeños acontecimientos está hecha la literatura. El segundo motivo fue en apoyo a la editorial, Almadía me ha ofrecido novelas, cuentos y ensayos invaluables, y quiero que siga siendo así hasta la próxima autora revelación o algún nuevo libro de Karina Sosa Castañeda.  

Páginas: 97
ISBN: 978-607-8667-44-4
Publicación: 2020

8.- La casa intacta, de Willem Frederik Hermans.
Editorial: Gatopardo ediciones.
Edición: Mónica Monteys.

Cuando Marta y Javier Villavecchia tenían 94 y 92 años de edad fundaron Gatopardo ediciones con Mónica Monteys a la cabeza del proyecto. Monteys cuenta, en un entrevista para El País, que la idea de la editorial nació de una velada, cuando mencionaron una obra descatalogada de Giuseppe Tomasi di Lampedusa y que se sentían con la necesidad de verla publicada de nuevo: «Si un libro nos gusta, luego buscamos cómo lo armamos y cómo lo podemos vender, pero lo publicamos sin dudar. Si no lo hacemos nosotros, ¿quién lo va a hacer?». Aunque no sé si lograron publicar aquella obra de di Lampedusa, lo cierto es que ya sabemos de dónde viene el nombre de la editorial.

Entonces —como se lee en el sitio web de la editorial—, Gatopardo ediciones apostó por lo que decía Calasso sobre el «libro único», el resultado: obras de Lawrence Osborne, Barbara Pyn o Andrea Camilleri ya cuentan con 4 o 5 reediciones; además, en su catálogo podemos encontrar nombres como los de Joyce Carol Oates, John Updike y Joan Didion, a las que se han ido sumando las jóvenes y prometedoras escritoras C Pam Zhang, finalista del Booker Prize 2020, y Alexandra Kleeman, quien ha recibido críticas positivas en Estados Unidos y Reino Unido, comparándola con Thomas Pynchon y Don Delillo.  

En México aún no se encuentran sus libros en físico. De nuevo, Bookmate.

Después de leer Conversaciones con Ian McEwan, y que —hay que escribirlo— es un libro fascinante, quedé impresionado que me di a la tarea de revisar su catálogo de manera minuciosa. Con el fervor que tenía —tengo— hacia el escritor nacido en Hampshire, encontré y tomé su recomendación que venía a modo de sentencia en el sitio web: «Qué descubrimiento más maravilloso, la Segunda Guerra Mundial en cien páginas, una obra maestra menor que parece un sueño»: La casa intacta, de Willem Frederik Hermans, un libro que no le pide nada a ninguna obra maestra del periodo de Guerras Mundiales. Se trata de una pieza que relata lo absurdo que es el enfrentamiento armado. El protagonista, del bando de los aliados, se instala en una casa intacta, un oasis en medio de la destrucción; sin embargo, la ciudad ha sido recuperada por los Nazis y con ello la casa. El protagonista se hace pasar como dueño del lugar y bueno, como diría Zambra, lo demás es literatura: tensión, personajes descabellados, sufrimiento y una carga emotiva que al llegar al final, como bucle de tiempo, nos invita a regresar a la primera página y comenzar de nuevo La casa intacta para comprobar que no se trata de un sueño, que esta novela existe y que en una tarde la leíste dos veces con el mismo asombro de la primera vez.

Páginas: 80
ISBN: 978-84-17109-71-4
Publicación: 2019

9.- Una habitación compartida, de Inés Martín Rodrigo.
Editorial: Debate.
Edición: Roberta Gerhard.

Una habitación compartida: Conversaciones con grandes escritoras es una cátedra impartida por Inés Martín Rodrigo sobre el arte de la entrevista. En este libro se compilan pláticas con escritoras de todas las edades y generaciones realizadas en la última década por la también autora de la novela Azules son las horas. El periodismo «me acercó a la literatura hasta hacer de ella mi vida, me ha dado la oportunidad de conocer de cerca a un buen número de mujeres que han podido cumplir el sueño que todavía muchas perseguimos: vivir de la escritura.» Y es que esta sentencia de Inés, al principio del libro, nos dice que Una habitación compartida no trata solamente de un intercambio de preguntas y respuestas sobre la obra recién publicada o plática devenida de algún premio u acontecimiento importante que rodea a las entrevistadas, sino de una búsqueda genealógica de la creación literaria, partiendo de los entornos que rodean a las escritoras, las exploraciones de los feminismos, las realidades políticas y privadas, y los sacrificios. Bien lo dijo Inés: una entrevista es una charla, nunca un interrogatorio; y partiendo de esto encontramos entrevistas que parecen un intercambio de ideas fluidas, un diálogo en permanente construcción en el que Inés Martín Rodrigo participa de manera activa pero lejos de la pose del periodista que todo lo sabe. Reitero mi entusiasmo de que se haya editado y publicado este libro porque si bien las platicas con autoras como Carmen Maria Machado, Elvira Navarro, Lorrie Moore, Siri Hustvedt o Ida Vitale se encuentran en la web, esta compilación fue organizada de manera cronológica y nos ayuda a comprender y a leer la evolución de la historia de la literatura escrita por mujeres en las últimas ocho décadas.

Páginas: 296
ISBN: 9788418006562
Publicación: 2020

10.- Quiltras, de Arelis Uribe.
Editorial: Paraíso Perdido.
Edición: Antonio Marts.

Desde hace un buen rato, Paraíso Perdido se ha posicionado como la editorial independiente que apuesta por escritores y escritoras jóvenes en México: Erika Zepeda, Ira Franco, Gabriela Torres Cuevas, Alfonso López Corral, Édgar Velasco, Laura Baeza, James Nuño, Abril Posas, Ave Barrera, Jorge Zúñiga, Olivia Teroba… desfilan por el catálogo que apuesta por el futuro con un presente sólido en calidad y reconocimiento a través de la crítica y premios nacionales. No es extraño que Paraíso Perdido también apueste por creadores de Latinoamérica, aunque estos sean minoría, lo hicieron en 2016 cuando publicaron Boeuf de JM Soto, escritor de Caracas seleccionado en Bogotá 39. El año pasado se volaron la barda con un libro tan necesario en México: Quiltras, de Arelis Uribe.

Fue sorprendente leer a Arelis, disfrutar de los diálogos de las personajes-protagonistas, adentrarnos a ambientes periféricos de Chile, llevarnos a un pasado que creíamos reciente pero que la vuelta de los años se han vuelto añejo. Un libro ensordecedor, que grita, muerde y reclama espacios. Es evidente el entusiasmo de quienes formamos parte de Efecto Antabus que hemos reseñado el libro y entrevistado a la autora. Claro está, no podía faltar en esta lista. Y, como diría Alicia M. Mares, punto final y arriba las sin pedigrí.  

Páginas: 104
ISBN: 978-607-8646-54-8
Publicación: 2020

11.- Diez planetas, de Yuri Herrera.
Editorial: Periférica.
Edición: Paca Flores.

¿Existe algún género que no escriba bien Yuri Herrera? Desde su irrupción en la literatura nacional con Trabajos del reino, Herrera a marcado una pauta: cada libro como una pieza de relojería suiza: estética, técnica, calidad y destreza son características de sus obras de ficción como: La transmigración de los cuerpos y Señales que precederán al fin del mundo, o su pieza de no ficción: El incendio de la Mina El Bordo, o sus libros de literatura infantil: ¡Éste es mi nahual! y Los ojos de Lía, hasta su más reciente publicación de relatos de ciencia ficción: Diez planetas.

En este libro encontramos registros sobre el lenguaje, las especies, los microorganismos, los objetos y la literatura, mismos que son llevados al límite a través de mecanismos divergentes. Un ejemplo es Zorg, autor del Quijote, un relato homenaje a Borges donde un espécimen de otro planeta escribe El Quijote en ciencia ficción; o bien, el cuento Casa tomada, cuyo homenaje al relato homónimo de Cortázar, pero que tiene un despliegue estilístico que parte del lenguaje y sus variaciones. Yuri Herrera es un narrador total.   

Por otra parte, Editorial Periférica, fundada en 2006 por Julián Rodríguez Marcos (1968-2019), guarda parte de los escritores y escritores más sobresalientes de diferentes lenguas y tiempos, pienso en los hispanoamericanos Nicolás Cabral, Rita Indiana, Juan Sebastián Cárdenas, Rodolfo Fogwill, Munir Hachemi, Pita Miguel, Gerardo Piña, Elvio E. Gandolf, Carlos Pardo y varios más, y libros traducidos de Ludwig Winder, Thomas Wolfe, Gordon Lish, Christopher Morley y otros clásicos. Cerca de los 15 años de historia, Periférica es un referente de la literatura con un catálogo selecto y sólido en nuestra lengua.

Páginas: 136 
ISBN: 978-84-16291-95-1
Publicación: 2020

12.- Círculo de lectores, de Eduardo Berti.
13.- Agitación, de Jorge Freire.
Editorial: Páginas de Espuma.
Edición: Juan Casamayor & Encarnación Molina.

No sé por dónde comenzar. Y es que Páginas de Espuma edita un género por el que se apuesta poco en sellos transnacionales o independientes: el relato. Desde 1999, clásicos y contemporáneos forman un corpus admirable de lo mejor del género: ediciones pasta dura de los cuentos completos de Edith Wharton, Edgar Allan Poe, Henry James, Bram Stoker, o Antón P. Chéjov, así como la publicación de las voces más disruptivas y arriesgadas como Mónica Ojeda, María Fernanda Ampuero, Clara Obligado, Antonio Ortuño, Liliana Blum, Socorro Venegas, Samanta Schweblin, Rodrigo Blanco Calderón, Marcelo Luján y otros tantos más. El trabajo de Encarnación y Juan es ambicioso, y me llena de satisfacción saber su apuesta editorial. 

En el primer trimestre del año pasado leí con devoción a uno de mis escritores favoritos: Eduardo Berti y su Círculo de lectores, un libro homenaje al libro, a la literatura y a los grandes personajes que han transitado por ella a los largo de la historia. El señor Soames (¿Enoch Soames?), La señorita Motleri (¿Annie Motleri, personaje de un cuento de Italo Calvino?), El señor Borbas (¿Quinca Borba de Joaquim Machado de Assis?), El señor Briest (¿Effi Briest, novela de Theodor Fontane?), El señor Funes (¿El Funes de Borges?), El señor Krapp (¿El Krapp de Beckett?), y la lista sigue. Y es que los nombres no son solamente homenajes, Berti intervino sus historias para darles una nueva vida en un artefacto con tono paródico. El lector va a disfrutar de cada una de las historias extravagantes y disparatadas, esa conexión en círculos que es a veces la literatura.

También me leí con asombro Agitación, del escritor Jorge Freire, que pese a tener un título con connotaciones de movimiento abrupto, el libro va sobre la pasividad del pensamiento frente a la avalancha de información, aquella que deja estático y perplejo a cualquiera: «Que nuestros coetáneos sean presa del movimiento perpetuo los asemeja, con mucho a la castigada figura de Ixión, atado a una rueda ardiente que gira sin cesar en las entrañas de la tierra.» Ferrer parte de pensadores como Arnold Gehlen, Walter Pater o Byung-Chul Han, y de narradores como Iris Murdoch o Robert E. Howard, a quienes toma como punta de lanza en “La incesante manía”, el primer capítulo, para arremeter contra el presente. Y así se va a los largo de los siguientes cinco apartados: “La diferencia indiferente”, “Ponerse las pilas”, “La cultura del malestar”, “El dolorido sentir” y “Agitación y propaganda”, donde la acumulación de ideas de pensadores nos ayuda a identificar y descifrar al Homo Agitatus. O a intentar interpretar esta agitación de la sociedad cambiante. O como diría Freire, parafraseando a Lampedusa, que todo se agite para que nada cambie. 

Páginas: 224
ISBN: 978-84-8393-273-5
Publicación: 2020

Páginas: 104 
ISBN:  978-84-8393-275-9
Publicación: 2020

Josué Tello Torres (Cancún, 1992). Profesor, periodista y editor cofundador de la revista Efecto Antabus. Ha publicado crónica, reportaje y reseñas literarias en Pie de Página, Revista Clarimonda, Poscultura¸ entre otros.

Se está procesando…
¡Bien! Ya estás en la lista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .