El obispo Crescencio Carrillo y Ancona, la creación del obispado de Campeche y la elevación del obispado de Yucatán a arzobispado

En esta entrega, Carlos Mendoza Alonzo nos habla de unos de los personajes más influyentes en la historia peninsular, monseñor Crescencio Carrillo y Ancona, y su influencia en la creación del obispado de Campeche y sus efectos posteriores en Yucatán.

No hay comentarios

Por Carlos Armando Mendoza Alonzo

Conmemoramos 125 años de la erección del Obispado de Campeche, un hecho que fue fundamental para la consolidación de la jurisdicción eclesiástica que hoy compone el Arzobispado de Yucatán. El máximo protagonista de este hecho fue el entonces Obispo e historiador Crescencio Carrillo y Ancona (1837 – 1897), quién a sabiendas de las necesidades pastorales y administrativas del obispado de Yucatán que estaba en pleno crecimiento, realizó distintas gestiones ante la Santa Sede que derivaron en su creación. En efecto, el monseñor Carrillo y Ancona siempre fue un hombre visionario, prueba de ello es que en su discurso restableciendo la antigua Universidad Católica escrita en 1884 ya expresaba sus argumentos para construir una nueva geografía episcopal en el sureste mexicano, entre sus principales argumentos figuraba la antigüedad de la diócesis de Yucatán, de las primeras en ser fundadas  en Nueva España, siendo su historia importante, además de señalar su situación geográfica como privilegiada con respecto al establecimiento de otras diócesis como la de Tabasco (creado en 1880).

En efecto, aún lo que esta Diócesis de Yucatán tiene de pobre y más separada del centro de la Nación por su cualidad geográfica de Península, contribuyo siempre y seguirá contribuyendo, para que precisamente por esto mismo sea privilegiada como la que más, en cuanto a proveérsele del mejor modo de acudir a las necesidades de sus numerosos hijos. Todas estas razones militan juntas en el ánimo de cuantos desean, que así como el gran Pío IX erigió en Arquidiócesis los antiguos Obispados de Guadalajara y Michoacán, la Santidad del egregio Papa actual, Sr. León XIII, se digne hacer otro tanto con este de Yucatán, aún más antiguo aquellos y que todos los demás de la República, sin excepción alguna, pues de su primitivo y vastísimo territorio, designado por el Gran Pontífice León X, ahora más de tres centurias, han salido otros Obispados, desde el más antiguo de Puebla hasta el más reciente de Tabasco.- El aumento de una Metrópoli en la Iglesia Mexicana, así como el que la Santa Sede Apostólica se dignase declarar el primado de toda ella en el Arzobispo de México, por el Metropolitano mas antiguo, no solo aumentaría el lustre de la misma, sino que sería gran parte á proveerla de cuanto cede á su mejor administración[1].

Así pues, quedaba claro que para el Obispo Crescencio era fundamental convertir la diócesis de Yucatán en una Arquidiócesis que sea capaz de encauzar las necesidades de su grey, y para ello era necesario establecer los límites jurisdiccionales que en el futuro conformarían las diócesis de Campeche, y la prelatura Cancún – Chetumal (hoy ya diócesis). Dichos argumentos, sin duda, fueron utilizados para la petición a la Santa Sede [2] de formar el Obispado de Campeche. Fue así que con fecha de 24 de marzo de 1895 se expidió la Bula de erección de la diócesis de Campeche. El 12 de julio del mismo año, el Prelado Carrillo, delegado apostólico para la fundación de dicho obispado expidió los documentos titulados “Decreto de la fundación de la diócesis de Campeche y el Edicto ordenando la publicación del Decreto de fundación[3], ambos resguardados en el Archivo Histórico de la Arquidiócesis de Yucatán. En dicho decreto de fundación se fijó el domingo 28 de julio de 1895 para ejecutarse la Bula Praedecessorum Nostrorum, para lo cual se trasladó el Prelado en cuestión a la Ciudad amurallada[4].

Firma de Crescencio Carrillo y Ancona

La administración apostólica de Carrillo y Ancona terminó cuando su primer obispo, Francisco Plancarte y Navarrete, que también fue fundamental para lograr la erección de dicha diócesis, tomó posesión de su sede[5].

Asimismo, En la Decimonona Carta Pastoral de Crescencio Carrillo y Ancona sobre la fundación del Obispado de Campeche, se hace mención de la importancia de la diócesis de Yucatán en la conformación de otras como la de Campeche y Tabasco al señalar que originalmente estas dos fueron parte de la administración correspondiente al Obispado de Yucatán, siendo esta ultima la Iglesia Madre. La Carta Pastoral dice:

Así formal y solemnemente erigida la nueva Diócesis de Campeche, cúmplenos tributar al Señor las debidas gracias, como desde el principio decíamos; y Nos complacemos á un tiempo en ofrecerle nuestras congratulaciones á nuestra bien amada y Santa Madre de todas las Iglesias que la rodean, como el Vicariato Apostólico de Belize-Honduras, que de ella ha nacido, lo mismo que la Provincia del Petén, ahora anexa al Arzobispado de Guatemala, la Diócesis de Tabasco, en nuestra Confederación Mexicana, y hoy la de Campeche, á la cual, como á tierna Esposa, damos, en este festivo día de sus bodas con el místico y Divino Esposo, las paternales enhorabuenas, junto con los votos más sinceros por su prosperidad para la eterna patria, no menos que para esta patria temporal, que se hará más feliz y aun como eterna en el seno de la Santa Iglesia Católica Apostólica Romana[6]

De esta manera se empezaría a producir los primeros pasos para la elevación de la Iglesia Yucateca a sede metropolitana, esfuerzo que vería resultado con la designación oficial enviada para tal dignidad  por Bula de San Pío X con fecha de 11 de Noviembre de 1906, la cual dice lo siguiente: “con tanto mayor placer hemos creído acceder a los deseos de los Yucatecos, cuanto que la Sede Episcopal de Yucatán o de Mérida, “ erigida por nuestro Predecesor de feliz memoria, el Papa León X, el 24 de Enero del año de 1518” con razón se cuenta entre las diócesis más antiguas de la República Mexicana”[7] celebrándose el acontecimiento el 14 de abril de 1907 con una solemne Pontifical, asistiendo los señores doctores don Francisco Mendoza, obispo de Campeche, y don Carlos de J. Mejía, de Tehuantepec, haciendo la Profesión de fe el nuevo Arzobispo el señor Martín Tritschler y Córdova ante el  representante del Delegado  Apostólico  el Señor Mejía quien evidenció la erección del nuevo arzobispado.[8]

La feligresía, de igual forma, fue parte de este acontecimiento:

Se hallaba la Catedral pletórica de concurrencia y bellamente adornada. En la noche hubo iluminación en el atrio y fachadas de la Catedral y Palacio Episcopal. Numerosas casas de la ciudad se iluminaron y adornaron…[9]

Poco tiempo después el Señor Arzobispo Martin Tritschler y Córdova recibió el “Sagrado Palio”, símbolo de su nueva dignidad. Esta  se efectuó el 02 de febrero de 1908 en el marco de una Misa Pontifical realizada por el Obispo de Campeche el Sr. Francisco Mendoza en la S. I. Iglesia  Catedral  Metropolitana de Mérida con las presencias del Sr. Obispo de Tabasco Francisco Campos, el Obispo titular de Cina de Galicia, el Cabildo Metropolitano, el clero parroquial y un gran número de creyentes católicos.[10] El Palio fue entregada por el propio Obispo de Campeche el Sr. Mendoza con la solemnidad que ameritaba el momento, aquí el relato de la misma:

….Ntro. Ilmo. Prelado descendió de su trono, yendo a colocarse de rodillas ante el Ilmo. Sr. Mendoza, en cuyas manos hizo la protesta de fe y prestó el juramento debido. Inmediatamente, el citado Ilmo. Sr. Mendoza, puesto de pie, impuso a nuestro Sr. Arzobispo el Sagrado Palio con la fórmula prescrita por el Santo Padre.- Las campanas fueron echadas al vuelo y resonaron alegres bajo las vastas bóvedas de la Catedral los grandiosos acentos del órgano.- Luego, el Excmo. Sr. Arzobispo bendijo solemnemente al pueblo, teniendo por primera vez ante sí la Cruz Arzobispal, con lo que dio por terminada la ceremonia[11]     

Por fin se le reconocía a la Diócesis de Yucatán  por su antigüedad e importancia  al exaltarlo a Arzobispado, teniendo como su principal promotor al ilustre Obispo Carrillo y Ancona.

Sello del arzobispo Crescencio Carrillo y Ancona

FUENTES:

Archivo Crescencio Carrillo y Ancona del Seminario de Yucatán (ACASY)

Anastasio Zapata. Breve Resumen de datos históricos tomados de varios autores que se refieren a la erección del arzobispado y parroquias de Yucatán. Yucatán, 1935.

Carrillo y Ancona, Decimonona Carta Pastoral sobre la fundación del Obispado de Campeche. Cartas Pastorales del Ilustrísimo Señor Doctor Don Crescencio Carrillo y Ancona desde febrero de 1887, Imprenta de “La Revista de Mérida”, Mérida Yucatán, 1887.

José F. Camargo Sosa. Crescencio Carrillo y Ancona, el Obispo Patriota. Yucatán: Editorial Área Maya. 2006.

José Ignacio Rubio Mañé. El Excmo. Sr. Dr. Martín Tritschler y Córdova primer Arzobispo de Yucatán. ABSIDE, México.


[1] ACASY, caja 1, bolsa 5, legajo 1.

[2] El Pbro. Dr. José Florencio  Camargo Sosa en su trabajo Crescencio Carrillo y Ancona, el Obispo Patriota, hace un análisis de la participación del Obispo Carrillo y Ancona en la designación de sede metropolitana de la Iglesia Yucateca y en el nombramiento  como diócesis de las Iglesias de Campeche y Tabasco, a través de la  documentación  personal del mencionado Obispo, entre las que destacan su correspondencia, cartas pastorales, oficios, y  manuscritos de diversos temas siendo en su mayoría de corte histórico. Toda esta documentación se resguarda en el Archivo Histórico de la Arquidiócesis de Yucatán (AHAYuc) como parte de un fondo histórico denominado Archivo Carrillo y Ancona del Seminario de Yucatán (ACASY). En este acervo documental sobresale, al igual que los documentos que citaré en el desarrollo de este texto con respecto al tema en cuestión, la petición formal para que el Obispado de Yucatán fuera convertido a Arzobispado enviado a la Santa Sede en el marco de la Visita ad Limina Apostolorum, recalcando por razones para ello necesidades pastorales, históricas y geográficas. Dicho documento se ubica en  ACASY, caja 1, bolsa 2, legajo 1.

[3] José F. Camargo Sosa. Crescencio Carrillo y Ancona, el Obispo Patriota. Yucatán: Editorial Área Maya. 2006: 239.

[4] Idem.

[5] Idem.

[6] Carrillo y Ancona, Decimonona Carta Pastoral sobre la fundación del Obispado de Campeche. Cartas Pastorales del Ilustrísimo Señor Doctor Don Crescencio Carrillo y Ancona desde febrero de 1887, Imprenta de “La Revista de Mérida”, Mérida Yucatán, 1887: 467.

[7]Transcripción tomada del trabajo del Pbro. Anastasio Zapata llamado breve resumen de datos históricos tomados de varios autores que se refieren a la erección del Arzobispado y parroquias de Yucatán. Yucatán, 1935.

[8] Rubio Mañé, José Ignacio. El Excmo. Sr. Dr. Martín Tritschler y Córdova primer Arzobispo de Yucatán. ABSIDE, México: 53.

[9] Idem.

[10] Cantón Rosado, Francisco. Historia de la Iglesia en Yucatán desde 1887 hasta nuestros días. Compañía Tipográfica de Yucatán, Mérida, Yucatán, 1943: 71.

[11] Cantón Rosado, Francisco. Historia de la Iglesia en Yucatán desde 1887 hasta nuestros días. Compañía Tipográfica de Yucatán, Mérida, Yucatán, 1943: 72.

Carlos Mendoza Alonzo. Originario de Cholul, Mérida, Yucatán. Licenciado en Historia por la Universidad Autónoma de Yucatán, estudiante del Master en Gestión de la Documentación, Bibliotecas y Archivos en la Universidad Complutense de Madrid, Coordinador General del Archivo Histórico de la Arquidiócesis de Yucatán. Especialista en temas de Archivística eclesiástica, Historia de la iglesia yucateca y religiosidad popular. Correo: carlos_mendozaalonzo@outlook.com

Las fotografías que acompañas el texto fueron proporcionadas por el autor.

Se está procesando…
¡Bien! Ya estás en la lista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .