Poemas de Iván Mata

Iván Mata: poemas suyos fueron publicados en revistas electrónicas e impresas como en Punto de Partida (UNAM), entre otras, y en revistas de Latinoamérica. Aparece en el muestrario poético Las avenidas del cielo, y en las antologías La vida va y Letras interiores. Es autor del poemario Vómito de una pistola sin gatillo (Los otros libros).

No hay comentarios

Por Iván Mata

Huevo revuelto con frijoles y tú acá, bien cerquita con tu pelo rizado

He buscado

locamente restos de comida

en las muelas picadas y un índice

apenas cuadrado

tuyo 

para picarme la nariz. 

Dicen que los homosexuales saben de moda

Un joto está en una tienda comprando bisutería 

y no le importa

Perdónalo,

porque no sabe.

El amor en los tiempos de ahorita 

Inclina la cabeza tristemente 

porque en el girasol se lee:

él no me quiere

pero no siempre.

Te muestro el video

Compré un bóxer en Ebay

y cuando lo olfateé 

escuché voces horribles. 

Iba a ti con la premura de un niño

A Ernesto

escucho el extravío

aquel punto lejano 

llega salvaje contra la garganta /asfixia

la mano izquierda 

pero tus brazos de hombre 

acunaban todo el tiempo,

por tu sonrisa yo dejé

de volar dentro del cobertor 

fui tigre y, recién abiertos los ojos,

amé el vientre de un padre; 

no soy el mismo sin tu presencia 

algo está destiñéndome

se gangrena la piel

la lengua tartamudea 

los pies no responden 

porque era un don tuyo 

agarrarme de las manos 

porque algo se está yendo

en cada hoja en blanco

algo mío

que no sé qué es

que no tengo idea

Dime, amor, 

cómo le hago yo

para mitigar el fuego 

de tu cabello

Por favor, responde,

cómo silencio  

a la viudez que dejaste,

mal pronunciada,

en la punta de mi lengua.  

Maldición eterna a las güeras de mi colonia 

Qué gracia tiene el color de la leche

me pregunto,

¿no saben que la leche engorda y saca granos?

¿no saben que la piel blanca 

es una mutación genética?

En serio,

no saben ellas que el cloro no quita 

lo prieto, no, ni las cremas blanqueadoras

En serio,

no saben que los pupilentes, al final,

terminan dejando ciego. Quien diga lo contrario

es una farsante o una cieguita de la calle, ¡ash!, 

todas ellas bien güeras acaparan los escenarios 

como si fueran perras sin correa,

en cambio, nosotras, las negras,

nos conformamos con llorar

largo y tendido en las servilletas 

Por azar o por el amor de un hombre

que se fue con una de ellas

yo me emborracho maldiciendo 

a las güeras pedorras de mi colonia. 

Iván Mata: poemas suyos fueron publicados en revistas electrónicas e impresas como en Punto de Partida (UNAM), entre otras, y en revistas de Latinoamérica. Aparece en el muestrario poético Las avenidas del cielo, y en las antologías La vida va y Letras interiores. Es autor del poemario Vómito de una pistola sin gatillo (Los otros libros).
https://www.facebook.com/ivan.mata.376258

Se está procesando…
¡Bien! Ya estás en la lista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .