México, territorio fantástico

Un comentario

Por Kelly Marian Pasos

Yo pienso: hay que vivir; dificultosa
y todo, nuestra vida es nuestra.
Pero cuánta furia melancólica
hay en algunos días. Qué cansancio.

Rubén Bonifaz Nuño

 

Imagine, estimado lector, que toda la idiosincrasia del pensamiento mexicano aparece en un mapa. Las curvas, relieves y señalamientos con sus multitudes de colores ahora son ideologías, política, ciencia, cultura y tradición sumergida en un vaivén de vueltas, fronteras y estaciones. Imagine en ese mapa todo el universo de la literatura mexicana contemporánea. Magnánima, latente. Es un mapa por naturaleza fantástico, lleno de magia, incertidumbre y muerte. Lleno de coraje y decisión para tomar una ruta de escape o tal vez, poético cuando el recorrido lo amerita. El arte y específicamente la literatura, necesitan  de un Espacio que puede ser desde un lienzo en blanco, hasta el habitante de cualquier ciudad o incluso, un lugar antropológico como diría Marc Augué. En México, la literatura actual es un constante retrato de la vida diaria, Fernanda Melchor lo llamaría Retrato de una guerra interminable. Encontramos en lo cotidiano la tierra fértil de la ficción, pero no cualquier ficción, sino aquella que devora las entrañas al sumergirnos en el texto. Se trata de una exploración de la existencia humana para llegar a sus esferas más profundas, para encarar en el espejo a sus monstruos. Juan Rulfo, Alfonso Reyes, Juan José Arreola y otros que no alcanzo a mencionar, sembraron en los surcos de la tierra las obras que hoy nos proporcionan alimento e identidad.

El escritor mexicano perteneciente a la Generación del Crack Ignacio Padilla, en una entrevista afirmó no creer en la diferencia entre lo real maravilloso y el realismo mágico ya que todo puede caer en lo fantástico. Usted imagine, ¿cuántas horas de clase y equivocaciones nos podríamos ahorrar con ese punto de vista? Gabriel García Márquez y Alejo Carpentier pasarían a ser referentes socioculturales antes de ser los parteaguas de géneros que ya conocemos. Sin embargo, guardo en el corazón las palabras de Padilla cuando nos convertimos en un matrimonio de peces rojos nadando en círculos por la casa, o si una terrible temporada de huracanes azota al pueblo con su ley, también cuando la señora rojo muere y demuestra la intrascendencia de la sangre en el suelo. Un Salón de belleza puede ser un moridero y La guerra enana en el jardín se vive con una protesta en la calle.

La realidad mexicana ha superado tanto la ficción que ahora acudimos a la crónica o las noticias con el mismo asombro de quien acude a un cuento fantástico, increíble, dotado de una diégesis que funciona bajo su propia entropía. La literatura mexicana ha acogido la lucha perpetua del periodismo, su valentía y la realidad exacerbada para crear impacto, para enriquecer el panorama triste y asombroso de lo fantástico.

El mapa de la literatura mexicana, debido a su contexto actual sociopolítico y cultural disfruta de una gran variedad de recovecos en sus voces, lo colman valiosos seres simbióticos y nacen en las condiciones más austeras géneros que nos convierten en un país megadiverso, insólito. La vida cotidiana del mexicano es por antonomasia, una vida fantástica.

 

Kelly Marian Pasos Cursó la licenciatura de Literatura Latinoamericana por la Universidad Autónoma de Yucatán. Ha participado en actividades de fomento cultural y escritura creativa. Subcoordinadora de la tercera edición del Congreso Interuniversitario de Estudios Literarios y Lingüísticos (Ciell). Becaria del Programa de Estímulo a la Creación Artística (Pecda) 2018 en la categoría de ensayo. Becaria Interfaz 2018 en categoría de cuento. Subdelegada de Yucatán en el Congreso Nacional de Estudiantes de Lingüística y Literatura (CONELL) 2019. Ella habita un cuento.

 

Fotografía de Pedro Ribeiro Simões @Flickr

Singular: 1 comentario en “México, territorio fantástico”

  1. La vida del México que conocemos, no es otra cosa más que una gran compilación de cuentos y relatos que nuestra literatura abraza sin entorpecer a sus lectores. Definir a México como fantástico es justamente abrazar, empatizar, y hasta besar lo ancho y largo del piso de nuestra gente. Leo tu texto con mucha emoción desde el título, pues en mi entorno no se ve de tal manera, o quizá nadie o pocos habían logrado esta fantástica visión de nuestro hogar. Encantado de seguir leyendo a quien se encuentra y ubica en un cuento fantástico.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .