Boston 1, Milwaukee 2: ¿qué le hizo falta a Celtics para defender la localía?

No hay comentarios

Por Jesús Koyoc Kú.

A diferencia de lo que ocurre en la conferencia del Oeste, donde el campeón Golden State es un claro favorito para refrendar el título, en el Este se considera que la diferencia entre los cuatro primeros no era tan grande. Toronto Raptors cuenta con Kawhi Leonard, el jugador más balanceado en ambos lados de la cancha, y quien en algún momento fue considerado por Gregg Propovich como el mejor jugador de la NBA, así como con Pascal Siakam, quien ha tenido una temporada prometedora; se suman nombres como Marc Gasol, Kyle Lowry, entre otros. Philadelphia tiene entre sus titulares a Joel Embiid, Ben Simmons, J. J. Reddick, y los recién añadidos Jimmy Butler y Tobias Harris. Boston mantiene en su rotación a jugadores como Kyrie Irving, Al Horford, y los jóvenes Jaylen Brown y Jayson Tatum. Por otro lado, Milwaukee tiene al candidato a Jugador Más Valioso, Giannis Antetokoumnpo, así como Khris Middleton, Brook Lopez, y el hasta ahora ausente Malcolm Brogdon. En talento, la diferencia no es mucha. Si bien es cierto que se habla de que cualquier de estos equipos puede llegar a las finales de conferencia, hay algunas cuestiones que pueden impedirlo de manera clara.

Al inicio de la serie entre Milwaukee y Boston se hablaba del talento de ambos equipos, así como de la importancia de las rotaciones de las dos escuadras. Hay que recalcar que durante la postemporada estas rotaciones se reducen, dándole más minutos a los jugadores que pueden definir una serie y dejando en la banca a otros que más bien son jugadores de rol, por lo que estos movimientos limitados ponen más peso sobre los basquetbolistas que salen de la banca. En el juego tres, mismo que Milwaukee ganó por un marcador de 123-116, la profundidad de la banca de los Bucks fue más palpable que la de Boston. El primero de dos encuentros a disputarse en el TD Garden, en Boston, los suplentes de Milwaukee superaron en puntos a los de Boston de forma contundente: al final del encuentro, la banca de Bucks anotó 42 puntos por apenas 16 de los suplentes de Boston. Solo George Hill, segundo base de Milwaukee, marcó más puntos que toda la banca de Celtics (21), mientras que Pat Connaughton le siguió con 14 unidades. Ersan Ilyasova anotó 5, mientras que Tony Snell encestó 2. Por Boston, solo Gordon Hayward (10) y Semi Ojeleye (6) registraron puntos, mientras que Daniel Theis, Aron Baynes, y Terry Rozier se quedaron con cero unidades.

Entre esos nombres, es necesario señalar el de Terry Rozier, suplente de Kyrie Irving, y quien hace poco se refería a su rol en el equipo esta nueva temporada en contraste con la anterior. Hay que recordar que al inicio de los playoffs del año anterior, Irving sufrió una lesión que lo marginó para el resto de aquel curso, por lo que Rozier inició los 19 partidos que jugó Boston en la postemporada 17-18. Durante ese período de tiempo, Rozier promedió 36.6 minutos de juego, en los que anotaba 16.5 puntos, así como 5.7 asistencias y 5.3 rebotes por partido. Siento que fui del asiento del pasajero a la cajuela, dijo Rozier cuando reflexionaba sobre su papel actual en los Celtics; y es que este año, con la vuelta de Irving, T-Ro ha disputado apenas 19.1 minutos por partido esta postemporada (cero como titular), con lo que todos sus números han ido a la baja: en 7 juegos, Rozier promedia 7 puntos, 2.3 asistencias, y 4.6 rebotes por juego; su efectividad de campo pasó del 40.6% del año anterior a apenas un 33.3% en este; de tres, Rozier encestaba el 34.7% de sus lanzamientos, mientras que esta postemporada apenas marca el 26.9%, por lo que su índice de eficiencia de tiro pasó del 50% al 40%. La ausencia de Rozier es aún más notoria si recordamos la importancia de su alto nivel de juego el año pasado en primera ronda, igualmente contra Milwaukee. Basta mirar los momentos más importantes del juego 1, cuando Rozier anotó 26 puntos, varios de ellos en momentos importantes.

El jugador de Boston (inserte nombre) lleva el balón. El defensa de Milwaukee (inserte otro nombre aquí) asedia al de Boston (no importa el número de jersey), quien toma una mala decisión y envía un pase forzado que otro jersey de verde y blanco no toma y pierde el balón o simplemente se ahoga con el reloj de posesión llegando a 0. Algún jugador de Bucks (quizá la maravilla griega o algún otro) toma el balón y lo lleva de manera rápida al otro lado de la cancha para anotar dos o tres puntos. La secuencia se repitió en varias ocasiones, provocando que Boston perdiese el balón en 18 ocasiones, mismos que significaron 28 puntos a favor de Milwaukee. Por otro lado, Celtics apenas pudo concretar 12 unidades de las 15 veces que los Bucks entregaron el balón. Boston sufrió con el vertiginoso ritmo de Milwaukee, que anotó además 21 puntos de contragolpe por 17 de Celtics. Si bien durante el primer encuentro Al Horford lució imponente a la defensiva (especialmente debajo del aro), contando además con la ayuda necesaria de sus compañeros, en el tercer encuentro Boston permitió 52 puntos en la pintura por parte de Milwaukee (16 de ellos anotados por Antetokoumnpo).

La ventaja del primer sembrado de conferencia vino de nueva cuenta en el tercer cuarto, cuando pareció que Boston se desmoronaba por momentos. Por segunda ocasión en tres encuentros, Celtics jugó de manera descuidada saliendo del descanso. Cerca de la mitad del tercer período, Milwaukee anotó la que sería su seguidilla de puntos más larga del encuentro, con 12, sin ninguna respuesta de Boston. De estos 12 tantos, 9 vinieron de los suplentes de Bucks (7 de Hill y 2 de Ilyasova, completando los 12 K. Middleton). Si bien en los últimos minutos de ese período Boston apretó un poco, los equipos entraron al último cuarto con una ventaja de 8 puntos a favor de Milwaukee, ventaja que Boston no pudo superar en ningún momento. Celtics, que disfrutó de una delantera máxima de 12 puntos en el segundo cuarto, se fue al medio tiempo con una ventaja de un punto, misma que no pudieron mantener al perder el tercer período por un parcial de 40 a 31.

Cuando Boston derrotó a Bucks en el Fiserv Forum, el periodista deportivo y ex jugador de Celtics, Paul Pierce, consideraba que la serie estaba decidida a favor de los de verde y blanco. Después del juego 3, la ex estrella de los Soles de Phoenix, Charles Barkley, aseguró que Celtics no volvería a ganar un juego esta temporada.

Cualquiera de las dos aseveraciones es potencialmente correcta: si Boston logra ajustar a la defensiva y tener cuidado con el balón y su toma de decisiones a la ofensiva, puede recuperarse de un 2-1; si bien es cierto que han perdido los últimos 2, el marcador refleja simplemente que Milwaukee (a pesar de haber perdido el juego 1) defendió la localía. Por otro lado, si Boston se permite tomar tiros forzados, sin atacar el aro de manera eficiente, y elije tomar tiros forzados, es probable que pierdan el cuarto juego en casa y que Milwaukee liquide la serie cuando vuelvan al Fiserv Forum. Jugadores como Gordon Hayward (5 puntos en el 2º juego, 10 en el 3º), Jayson Tatum (4 y 5 puntos en los primeros dos partidos, respectivamente), y Terry Rozier deben completar la rotación de Boston. Para el juego 4 se espera el regreso del líder moral del equipo, Marcus Smart, lo que podría ayudar a subsanar, cuando menos, el costado defensivo del equipo. De lo contrario, Celtics deberá esperar un año más para intentar ir por el banner número 18. La serie se reanuda hoy a las 6 de la tarde (hora del centro de México).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.