Serie 1-1: Giannis y la efectividad de Khris Middleton

No hay comentarios

Por Jesús Koyoc Kú

El reloj corre de manera desesperada hacia el cero que marcará el final del tercer período. Terry Rozier, de Boston Celtics, trae el balón en las manos y reparte juego a alguno de sus compañeros que toma la naranja y después de algunos movimientos se ve obligado a forzar un tiro que no estaba en el esquema de juego, bien por la buena defensa de Milwaukee, bien por el apresuramiento de verse superados en el marcador: los Celtics vuelven a fallar, a final de cuentas. Cuando el reloj marque cero minutos y cero segundos restantes del último cuarto, Boston habrá anotado solo dos puntos en más de seis minutos; la racha continuaría durante el cuarto período, por lo que los de verde y blanco marcarían apenas cuatro puntos en casi diez minutos de juego.

Después de un primer cuarto que Boston ganó por cinco minutos, parecía que los Bucks se enfrentaban a un potencial dos a cero para un inicio de serie. La última vez que un primer sembrado de conferencia empezó una serie de playoffs con ese récord fue apenas el año anterior, cuando Lebron James y ese equipo que traía a cuestas – Cleveland Cavaliers– venció a Toronto por segunda ocasión en Canadá, para barrerlo posteriormente por cuatro a cero, igualmente durante las semifinales de conferencia. Milwaukee cambió la historia apenas saltaron al segundo período, en el cual vencieron a Boston por 34-25, poniendo el marcador 59 a 55 para el mediotiempo: parecía que al partido quedaba mucho por disputarle. Sin embargo, el coach Mike Budenholzer ajustó lo necesario durante los quince minutos del entretiempo, y su equipo salió a ejecutar una fina pieza de baloncesto.

El tercer encuentro fue más o menos parejo al inicio: a pesar de las ventajas, ningún equipo permitía que el otro se alejara demasiado. Cerca del minuto cuatro de ese tercer período, Boston encadenó una racha de 8-0 y parecía suficiente para meterlos de vuelta en el partido. Sin embargo, a partir de ese momento y hasta el final del período, Milwaukee superó por 24-2 a Celtics.

Si bien durante el primer encuentro de la serie la defensa de Boston logró cerrar los espacios al griego Giannis Antetokoumnpo, durante el segundo la misión fue bastante más difícil. De esa racha de 24, Giannis se encargó de poner 13 de esas unidades, llegando a anotar 8 de forma consecutiva. De esos 13 puntos anotados en el tercer cuarto, cinco vinieron de la línea de tiros libres y otros seis detrás de la línea de tres: el griego volvió a reclamar lo que es suyo y si bien muchas veces se encontró con la puerta debajo del aro cerrada, no duró en disparar y hacer daño desde la distancia.

A lo largo de la temporada en la que Giannis ha lucido más dominante, mucho se habló sobre cómo podría volverse un jugador indefendible en caso de lograr anotar de manera consistente de media y larga distancia. Su inicio fue lento: detrás de la línea de tres, Giannis anotó 1 de 16 intentos en octubre, para apenas un 6.2%. Su ascenso fue gradual, hasta que logró un 40% en febrero (10 de 25), para bajar a un 26.5% en marzo (13 de 49) y un 36.6% en abril (15 de 41). Esta continua lucha por establecer un tiro de media y larga distancia por parte de Antetokoumnpo es palpable en sus números: si bien es cierto que lideró la liga en clavadas sin asistencias, sus números se debilitaron conforme se alejaba del aro: en tiros de uno a diez metros del aro, Giannis promedió 32.5%; de 3 a 4.8 metros, 35.7%; de 4.8 metros a la línea de tres, 41.2%. Sin embargo, estos números importaron poco para el segundo encuentro, mismo que el griego acabó con 29 puntos, 10 rebotes, y cuatro asistencias, así como un índice de +20 en 31 minutos.

2018-19 se convirtió en la primera temporada en la que Khris Middleton acudió a un Juego de las Estrellas –un lugar ganado a pulso. Sobre él se ha hablado lo mucho que ha sacrificado para llevar a Milwaukee al lugar donde se encuentra. Esta postemporada, Middleton promedia 47.6% de efectividad de campo, anotando 21 de 38 triples para un 55.3% (arriba, por decir algo, de Steph Curry -42.3%- y Klay Thomspon -40%-). En la victoria contra Boston, fue el jugador de Milwaukee que más tiempo pasó sobre la duela, disputando 32.34 minutos, produciendo 28 puntos, 7 rebotes, una asistencia, y un índice de +25. Si bien en el juego uno ya había anotado 3 de 4 intentos de triples, en el segundo Middleton tiró la casa por la ventana, registrando 21 puntos de esta forma, lanzando para siete de diez intentos: de sus tiros de campo, Middleton intentó un 55.6% de los mismos detrás de la línea de tres, lo que sumado a su gran efectividad, le valió un 75% de pocentaje real de tiro. Los all-star de Milwaukee se vieron respaldados por un equipo que supo producir puntos cuando fue necesario. Cinco jugadores de Bucks terminaron con al menos 10 tantos (3 con más de veinte, siendo Eric Bledsoe, base del equipo, con 21 unidades, quien se uniría a Middleton y Giannis. Los otros dos jugadores fueron Brook López y George Hill, ambos con 10 puntos; les siguió Pat Connaughton con cueve puntos).

En lo colectivo, los números en general favorecieron al equipo de casa, siendo el de los triples el de mayor diferencia: Milwaukee venció a Boston en este rubro con un 44% de efectividad, mientras que Boston apenas obtuvo un 36%. Milwaukee intentó más triples que su rival y de esta forma anotó el doble (20 de 47), mientras que Celtics apenas marcó 10 de 28. Milwaukee dominó los rebotes por 54 a 45 (11 de los cuales fueron ofensivos); de igual forma marcó 12 asistencias por nueve de Boston; un robo más que los C’s (6-5); y 11 pérdidas por 13 del equipo visitante. Estos números sumaron para mantener a Milwaukee arriba en el marcador por poco más de media hora; para encadenar una racha de 16 puntos sin respuesta y una ventaja máxima de 31.

Para esto me ficharon, para esto me cambiaron, para esto vive la gente, dijo Kyrie Irving, el base armador de Boston Celtics. Todo empieza conmigo y la forma en la que leo el juego y no supe hacerlo. Después de su peor encuentro en postemporada en su carrera (anotando 9 puntos con 4 de 18 de campo y apenas 4 asistencias), Kyrie sabe que él y la escuadra de Brad Stevens deben ajustar lo necesario para estar de vuelta. La serie se reanuda el viernes 3 de mayo a las 7 de la noche (hora del centro de México). Esta ocasión, Boston Celtics hará los honores, recibiendo a los Bucks en el TD Garden.

 

 

Off topic: el 1 de mayo se cumplieron 25 años de la muerte del piloto y campeón mundial de Fórmula 1 Ayrton Senna. Solo recordar las palabras del piloto alemán Michael Schummacher: “de no haber muerto, todos los récords que yo tengo serían suyos”. Grande, Ayrton.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.