Patrick Beverley y la cultura ganadora de los Clippers de Los Ángeles

No hay comentarios

Por Jesús Koyoc

Draymond Green está a una silla de distancia de su compañero Klay Thompson. Mueve las manos mientras el once de Golden State escucha sin voltear a verlo. El resto del equipo está cerca de ellos. Es el último tiempo fuera del segundo juego de la serie contra Los Ángeles Clippers, quienes a la mitad del tercer cuarto perdían el partido por 31 puntos. Ahora, con poco más de cinco segundos por jugar, Clippers lidera el partido por segunda vez –la primera vez que lo hicieron fue cuando se pusieron 2 a 0 arriba, muy al inicio del partido. Golden State dejó ir, en menos de 20 minutos, una ventaja de 31 puntos.

“Si lo ves desde afuera, parecía que este equipo intentaba perder lo más posible. Pero los líderes que tenemos, las nuevas adquisiciones, los novatos…todo eso nos hacepeligrosos. La gente no nos respeta aún, y eso está bien. Vamos a salir a la cancha y ser el mejor equipo posible” dijo Pat Beverley a la prensa cuando los Clippers dejaron fuera de cualquier esperanza de playoffs a los Lakers, el equipo grande de Los Ángeles. Anoche, después de haber vencido a los Warriors, Bev comentó que no pude hacer nada contra aquellos que se desesperan por su estilo de juego, solo trato ser el mejor jugador defensivo del mundo cada vez que entro a la duela”. Beverley sabe lo que es ganarse un lugar en la NBA: después de su año de sophomore en la Universidad de Arkansas, decidió emigrar a Ucrania para jugar con el Dnipro. En Europa jugó igualmente en Grecia y Rusia, con un campeonato con el Olympiacos, para luego jugar en el Spartak de San Petersburgo, desde donde dio el salto a la Asociación después de rescindir su contrato para firmar con Rockets de Houston, en donde estuvo de 2012 a 2017, aunque en 2013 pasó un tiempo en la Liga de Desarrollo con Río Grande Vipers. 2018-19 es el segundo año de Beverleyen los Clippers de Los Ángeles.

“No se trata de él [Lebron James], no se trata de su equipo. Se trata de nosotros saliendo a la cancha todas las noches y demostrar que somos un equipo completo y que queremos ir a los playoffs”, le dijo el mismo Pat Beverely a la prensa la noche que Clippers botó al otro equipo de la ciudad de la postemporada. Aquella noche, Beverley marcó con uñas y dientes a Lebron James, quien además de la indiscutible ventaja en talento, le lleva casi 30 kilos de peso, así como casi 20 centímetros de estatura. Beverley contuvo al Rey jugando de manera física, dejándole saber a cada comento que estaba ahí, listo para saltar sobre Lebron tan pronto como tuviera el balón en sus manos –y más allá de eso, demostrarle a James que tampoco iba a ser fácil para él recibir la esférica cómodamente. Si bien es cierto que Lebron terminó con 27 puntos aquella noche, varias veces perdió el control frente a Beverley, empujándolo en más de una ocasión y gesticulando de manera airada, algo que no es muy común en Lebron James.

Al final del primer encuentro, en donde Kevin Durant y Pat Beverley fueron expulsados con dos faltas técnicas cada uno, el 35 de Golden State dijo a los micrófonos que Beverley es un jugador de Chicago, y que como tal hay que entender el baloncesto como él mismo lo hace, jugándolo siempre al límite. A pesar de que se burló de él cuando se encontraba en el piso antes de la expulsión de ambos, Durant dijo que respeta bastante a Beverley. “Ya sabes lo que trae: juego físico, y eso es lo que ha aportado siempre, en cualquier equipo en el que ha jugado”, agregó Durant en la rueda de prensa posterior al juego uno. Durante el segundo partido, la asignación fue la misma: defender al presuntamente mejor anotador de la NBA. Pat-Bev mantuvo a Kevin Durant en apenas 8 tiros, de los cuales anotó apenas cinco (ningún triple en todo el partido, 11 de 12 tiros libres). Por otro lado, el estelar de Golden State perdió el balón en nueve ocasiones, además de que fue expulsado en el último cuarto, dejando a Warriors sin su mejor cerrador en un partido en el que definitivamente lo necesitaban dentro de la duela.

 

De acuerdo a los cuatro factores que determinan la victoriade un equipo, los Clippers tuvieron un 64.7% de efectividad de tiro de campo, por 60.7 de Golden State. De igual forma, en las pérdidas de balón, Golden State tuvo un índice del 18.8% mientras que Clippers registró un 16.2. Estos números sumaron para que en la segunda mitad, Los Ángeles anotara 85 puntos, mientras que Warriors apenas marcó 58, para completar una remontada de 31 puntos. Cabe destacar que en algún momento del partido, el equipo de casa marcó 15 canastas (canastas, no puntos) sin respuesta por parte de los angelinos. Sin embargo, de a poco, y con un gran momento a la mitad del último período, Clippers tuvo un parcial de 15 a 2, para ponerse apenas a una posesión de distancia. El otro factor X fue Lou Williams, quien ha sido el sexto hombre del año por 2 temporadas consecutivas, quien registró 36 puntos, 11 asistencias, 2 rebotes, y 2 robos, anotando doce puntos en el último cuarto. Williams se convirtió en el segundo jugador en 35 años en marcar +30 puntos y +10 asistencias en la postemporada saliendo de la banca. 

Si hay algo que se debe destacar por sobre cualquier cosa, es la cultura ganadora que el equipo de los Clippers ha generado dentro de Los Ángeles. Ya al inicio de la temporada, varios jugadores declaraban firmemente que eran –y son– el mejor equipo de la ciudad. “Creían que estábamos bromeando, pero somos el mejor equipo de la ciudad” dijo Pat Beverley en marzo, refiriéndose a los Lakers. El mismo Doc Rivers, coach y quizá el causante de la cultura ganadora, lo decía en la celebración dentro de los vestidores, aquella noche que los Clippers amarraron el lugar en la postemporada después de vencer a Minnesota hace unas semanas: “Charles Barkley: 33 victorias. ESPN: 33 victorias. Las Vegas: 33 victorias. Y ahora vamos a los malditos playoffs. Este es solo el inicio”. Los Ángeles Clippers hanobtenido el primero de cuatro triunfos sobre Golden State. Quizá lo único que provocaron es una vuelta arrolladora de la maquinaria casi perfecta que es el bicampeón de la liga, pero eso solo se sabrá durante el resto de la serie. Mientras tanto, los Clippers seguirán siendo el mejor equipo de la ciudad de Los Ángeles hasta el siguiente año. Y también serán el equipo, octavo sembrado, que le robó la localía a Golden State en la primera ronda de los playoffs de la temporada 18-19.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.