Dos poemas de Ricardo Rubio

No hay comentarios

La razón es ciega cuando se agita un prisma

 Cualquier palabra no es tu palabra;

no es tuya la voz del niño con garganta de trueno,

ni el color del tulipán, ni la brisa del sur.

Ese escudo no te cubre del temor,

esa cota no impide el paso de las flechas.

 

A veces, la luz se dispersa para dejar un hueco confuso

en el ojo de los hombres.

 

Cuando los bosques en tierras aún indecibles

no imaginaban su follaje,

cuando el sol era un punto con todos los puntos encendidos,

cuando los astros eran fragmentos

de un único astro incomprensible y loco,

y la molécula vibraba en la insistencia,

el escriba ya era parte de un recuerdo en la materia,

y aunque sus ojos no atinaban ni el espíritu

ni el hueso, ni el calor, ni la intemperie,

en su inercia la vida planeaba la risa de la pasión

y el cuarto oscuro de la ciencia.

 

Luego un hombre entrevió el roce, la fisura,

el músculo partido por la simple disolución de la franqueza.

 

Y gimió.

 

 

Nada sabemos salvo el desencuentro

Simulo distracción mientras agito otro tiempo

que inflama el corazón del amanecer.

 

Cierro los ojos e imagino los signos

de un lenguaje universal.

Busco razones mientras palpito tristezas

derramadas en las grietas de un espacio perplejo.

 

Cuando el alba abre caminos,

absorta, la lucidez se espanta.

¿Con qué veneno ahogamos la insistencia

y la ilusión, si de nadie es la luz de la distancia?

Ninguno es dueño del color con que atardece.

La conciencia navegó milenios para llegar aquí

y forzó un hombre aturdido en medio de las piedras.

 

Hay alamedas heridas de sed,

pájaros con estertores de pánico,

pequeños peces luchando contra el invierno.

Pero hay manos de mujer a lo largo de mi espalda

que mitigan la ferocidad de la vida.

Siento las caricias y los desaires.

Ahora los años acosan para siempre,

y son apenas silencio en el fondo de un gesto.

 

Ricardo Rubio, Buenos Aires 1951. Es poeta, narrador y dramaturgo. Ha publicado novela, cuento, teatro y poesía. Fragmentos de su obra se han traducido a varios idiomas. También ha publicado ensayos. Sobre su obra poética, Graciela Maturo publicó en 2002 y 2015: “La palabra revelatoria: El recorrido poético de Ricardo Rubio” (Ed. Sagital, Bs. Aires).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s