Cuatro poemas de Esaú Frausto

No hay comentarios

Tengo el empleo peor pagado

Sé que exagero pero mira cincuenta horas de trabajo en un automóvil

con todas las responsabilidades en el sentido negativo siempre

con una ganancia de lo mucho unos quinientos

menos impuestos siempre los impuestos son nuestro problema no

ni siquiera son míos sino la cuota que tengo que cubrir para que tú deduzcas los tuyos

cincuenta horas de trabajo y no poder comprar una linda camisa

unas botas nuevas o unos jeans que no huelan a humedad y caca de perro

escribo en bóxer por las ganas de escribir sin oler a mierda ajena

te digo que tengo el empleo peor pagado porque es un engaño

nadie te dice que trabajarás ocho horas diarias y según tu suerte no pasarás de los quinientos

te dicen ven con nosotros y empieza a ganar

ven con nosotros sé tu propio jefe

ven con nosotros the world is yours

ven ven ven con nosotros

hacen que se te pase que necesitas prestaciones bonos sueldos fijos posibilidades de crecimiento algo a lo que puedas agarrarte en algún momento de crisis

pero ven ven ven con nosotros y solo estás esperando que alguien te vomite el carro para cobrar por ello

y sales a los peores lugares de la ciudad a las peores horas del planeta a buscar a los peores borrachos en el sitio y pretendes dar las vueltas lo más fuerte que se pueda

vueltas y vueltas pero nada nadie está lo suficientemente ebrio como para caer en tu trampa

y has gastado más de la gasolina que habías contemplado y es tarde y en casa para tu suerte todavía hay alguien que espera que llegues para recriminarte la hora

entras por la puerta de tu cuarto te quitas la ropa de siempre y tomas cualquier cosa y lo único que hay en tu cabeza es el empleo peor pagado y el miedo a exagerar.

 

Salir de Charming

ser nacionalista

pertenecer a la liga

unirse a la mafia

ser testigo protegido

poner una tabaquería

abusar de la matriarca

regalar evidencias

respirar amenazas

romper con la policía

traicionar la mano derecha

perder de vista la hija

respirar más amenazas

ir a la iglesia

aliarse con mexicanos

correr

vender heroína

escapar de la ATF

enamorarse de la hja

correr

refugiarse en la iglesia

volver a la tabaquería

planchar un traje

elegir una corbata

entregarse de rodillas

hacer tiempo a la hija

correr

no enterrarla por falta de tiempo

correr

entrar en una tienda

esperar que los clientes no salgan

abotonarse la camisa

mirar cómo se retiran

decir que Dios es grande

correr

cancelar un boleto

salir

salir de Charming sin tabaquería

salir

salir de Charming

salir de Charming sin hija

 

Instrucciones para usar una cazafantasmas

Tiene en sus manos

la cazafantasmas siete mil

para utilizarla no toque el botón amarillo

primero encuentre un fantasma

asegúrese que lo sea

la información detrás ayudará

a saber si está ante un espectro

¿lo vio?

no llame a la policía

recuerde no presionar el botón amarillo

si aún no lo hace

tome la cazafantasmas con ambas manos

camine hacia él

intente llamar su atención

baile salsa de ser necesario

no suelte el arma

si los platos no caen y los libros no vuelan

consiguió la atención del invitado

seguro está hambriento

siéntelo en la sala

presione el botón amarillo

apunte el arma hacia la pared

despliegue el menú principal

déjelo ordenar cuantas veces quiera

suelte el arma

haga las paces con su fantasma

invítelo a cenar cada tercer día

 

9 de julio

Artículo segundo

Constitución Política de los

Estados Unidos

 

mexicanos

Reconoce y Garantiza el derecho de los pueblos (indígenas) a la

Autonomía para:

conservar, mejorar y Preservar

la integridad de sus tierras.

 

Me han visto como extraño y recibido como a cualquier hermano

Mi paladar ha hecho abdominales para pronunciar la lengua

 

¿Cómo no sentir una patada jar ñanfo

con la tierra arrebatada por un sátrapa?

 

Lo entiendo, señor, entiendo

que los empleos más sucios

sean los más remunerados

entiendo que usted no sepa

qué es un árbol

cómo se forma el agua

del garrafón rosa que

se bebe en la oficina

 

 

 

Entiendo que jamás entendería

lugar ancestral

que lo pasado pasado

que la ecología no vende

más que playeras

anuncios de Coca Cola

y membresías de Green Peace.

 

Le dejo mi empatía

antes de que se retire

con sus contratos firmados

por su compadre

su nieto

su sobrino

la señora

y antes de que vaya

y chingue a su reputa madre

no olvide twittear que

#HoyEsDíaDelÁrbol

 

Esaú Frausto (Querétaro, 1996) estudia letras en la Universidad Autónoma de Querétaro. Ha publicado parte de su obra en algunas revistas literarias de circulación digital e impresa. Fue incluido en la antología de narradores y poetas Página 1 (Revarena, 2017). Publicó la selección de poesía estridentista “Ritmos mecánicos” (Herring Publishers México, 2017). Colabora con el Seminario de Creación Literaria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s