Dentro del traje

No hay comentarios

 

            Luego de una impetuosa noche de chat, Filipo terminó siendo seducido por un fanático furry. Recibió varias fotografías en donde una persona posaba dentro de sugerentes trajes de cuerpo entero. Aparecía encarnando a una liebre con uniforme colegial, una ternera en lencería y una ardilla de cola esponjosa con botas de cuero. Contemplar los retratos provocaba a Filipo una inquietante fascinación que no experimentó nunca antes. No descubrió quien se encontraba en el interior de los atuendos, ignoraba si era hombre o mujer, joven o viejo. Pero esa cuestión le importaba muy poco. Tenía la creencia de que los disfraces servían para ocultar de miradas indiscretas una autentica modificación corporal de su portador. En foros anónimos de internet había leído muchos comentarios en que se aseguraba que la comunidad furry era la mejor clientela de los más modernos métodos de modificación anatómica. Los rumores mencionaban cirugías de remodelación física, injertos de tejido animal e inclusive ingeniería genética de hibridación.

            Sin razonarlo demasiado, Filipo aceptó la invitación del furry para conocerse en persona. Pasó los días previos a la cita fantaseando que se ayuntaba con figuras quiméricas. Sus ensoñaciones febriles se colmaron de orejas triangulares, lomos erizados e incitantes belfos. En ningún momento se atrevió a confesar a sus amigos y familiares que ahora perseguía un nuevo objeto de deseo. Nadie hubiera comprendido esa pasión que él mismo no conseguía explicarse. Temió ser calificado de zoófilico o un pervertido peor.

            Llegado el día, se presentó al domicilio señalado. Antes de tocar el timbre, miró sobre su hombro con suspicacia, cerciorándose de que nadie fuera testigo de su llegada. La puerta se abrió y en el marco apareció un individuo ataviado como una atractiva gacela de color rosa. Llevaba unos shorts de mezclilla que acentuaban la redondez de su grupa y dejaban a la vista un rabo pequeño y felpudo. Usaba una peluca de largos rizos rubios. Unos cuernos romos y esponjosos sobresalían entre los cabellos dorados. Durante un instante, fue invadido por dudas acerca del acto que estaba a punto de cometer. Pero aun así se dejó llevar de la mano hacia el interior.

            Como indica la costumbre en tales situaciones, Filipo bebió un par de copas de vino para vencer la inhibición. Su acompañante se encargaba de rellenarle la copa, aunque no podía brindar a su lado. La mascara cubría por completo su rostro, impidiéndole beber. También impedía mantener una conversación. Su voz salía del hocico de la bestia convertida en un susurro incomprensible. Así que se hacía entender mediante coquetos ademanes. Filipo asumió el curso de la conversación, mientras que acariciaba con mayor libertad las piernas revestidas de pelaje sintético. Imaginar la sorpresa que aguardaba dentro del traje producía una excitación casi insoportable. Antes de terminar la velada, logró convencer a su pareja que se deshiciera del atuendo. Él mismo ayudó a abrir el cierre que cruzaba el dorso de la gacela. Apenas lo corrió un poco hacia abajo, emergieron unas larguísimas antenas recubiertas de fino vello.

 

 

Krsna Sánchez Nevarez. Escritor de cuentos fantásticos y de ciencia ficción. Ha ganado el certamen de mini ficción fantástica de la revista Minatura 2016. Ha ganado el segundo lugar del concurso de cuenco de ciencia ficción José María Mendiola 2016 y 2015. Sus relatos han aparecidos en revistas como Penumbria, El club de la fábula, Morbífica, Aeroletras, La cigarra, el perro e Himen

Facebook/Krsna Sanchez

Correo electrónico: Krizao0826@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s