Sobre “Hay unos tipos abajo”, de Antonio Dal Masetto

No hay comentarios

 

 

            — ¿Topas al argentino Antonio Dal Masetto?

            — ¿Antonio Dal qué?

            — Dal Mas…

            — Ja ja ja ja ja si hablas de un escritor te corrijo, claro, si me permites, su apellido es Di Be-ne-de-tto, Antonio Di Benedetto. 

            — No, hablo de Dal…

            — Seguro te refieres al autor de Zama. 

            Ante tal habilidad de mi amigo para leer la mente, decidí dar por hecho con el silencio que se trataba de quién él decía y dejé que me hablará de Zama de Di Benedetto. Es por eso que escribo este texto, para evitar cualquier margen de error, ya que hoy en día cualquiera sabe de lo que pensamos y también de lo que hablaremos. Considero que cometí un error al decir que Antonio Dal Masetto es argentino: en realidad nació y paso su infancia en Italia hasta los 12 años, edad en la que se mudó a Argentina «así fue, durante la última oleada de emigración europea, después de la Segunda Guerra Mundial.» En la entrevista para la Revista Ñ también dice que antes de llegar a Buenos Aires « […] tenía una imagen que por ahí se parecía más a México o al Oeste de los Estados Unidos, por los libros de aventuras y por las historietas que leía. Tenía la idea de los caballos, porque leía mucho a Salgari.» Pero digo que es argentino, porque independientemente de que años más tarde se nacionalizara, su manera de narrar es de la tradición Argentina, tan Argentina como el futbol; y si hablamos de narración y futbol argentino no podemos omitir  Hay unos tipos abajo, su novela que, a través de la metáfora, describe la horripilación de los años 70´s en Argentina.

            El ambiente es futbolero o de fiesta: es el Mundial de Argentina de 1978. La selección Argentina jugará la final contra Italia, en el Monumental, después de derrotar a su similar peruana. Un día antes Brasil enfrentará a Holanda por el tercer lugar. Estos dos días bastan para que Dal Masetto desarrolle la trama en la que Pablo es el protagonista de Hay unos tipos abajo: una novela corta, de lectura ágil pero no sencilla. Pablo al igual que Ana y Roberto —los otros personajes—  no tienen apellido porque eso no importa: porque bien podría tratarse de cualquier Pablo, Ana, Roberto o (ponga aquí el nombre) que hayan sido perseguidos durante el peronismo. Es por eso que Dal Masetto no logra, y considero que no es su intención, que el lector sepa tampoco la vida de los personajes, sino por lo que atraviesan en ese momento: la persecución y el acecho de quién sabe qué y para qué.

            —Hay unos tipos abajo.

            — ¿Unos tipos?

            — ¿Me oíste o no? Hay unos tipos, raros ahí abajo, en un auto, desde la mañana. A lo mejor están desde ayer. O desde antes todavía.

            Ana es la primera en percatarse de los tipos de abajo y advierte a Pablo, para quien pasa desapercibido cualquier tipo de cambio en el ambiente, en la calle, en su vida, y piensa que Todos estamos marcados. Acá basta pensar para estar marcado. Sin embargo, conforme avanzan las horas y se disputan los partidos, Pablo se envuelve en la intranquilidad que le generan Ana y Roberto. Pablo comienza a huir sin saber a ciencia cierta de qué o quiénes, ¿o acaso sí sabe?

            ¿Dos días son suficientes para conocer a alguien? Tampoco Dal Masetto lo cree. Es por eso que no se ocupa de eso, como no se ocupó de los apellidos, o de la relación o parentesco a profundidad que tienen Ana, Roberto y Pablo. Sólo sabemos que Pablo es periodista, pero no un periodista como lo fue Rodolfo Walsh porque, como dice Ana: nunca escribió sobre política ni nada que se parezca. Las notas suyas no pueden molestar a nadie.

            Pablo huye entre las calles de la Argentina invadida por la hinchada que festeja el campeonato de la selección y se burla de la desgracia de Brasil; huye de unos tipos de abajo, que luego están de frente, detrás y por todas partes. Huye como muchos argentinos, que sin saber porqué, terminan en el exilio.  

 

Adrián Caamal (Tizimín, Yucatán, 1992). Ha participado en varios talleres literarios. Escribe narrativa y poesía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s