Khiabet López Morales

No hay comentarios

ESQUINA

Hay una niña parada en la esquina de mi cuarto
está empapada y me pide un vaso de agua
me cuenta que la angustia vive en los bordes 
de las paredes que rodean mi habitación
dice que los perros ladran desesperados 
porque la lluvia no cesa y las gotas
parecen balas que golpean la ventana
de su mirada
que no ha llorado
que es la lluvia la que le ha
mojado los ojos
que ella normalmente no está húmeda
Hay una niña parada en la esquina de mi cuarto
dice que la noche gime como cachorro herido
que los coches pasan a contra reloj
porque las manecillas son infinitas
Hay una niña parada en la esquina de mi cuarto
y llora porque tiene frío
pero dice que no está llorando
y grita porque quiere irse
y solloza porque está cansada
y se lame los labios y me mira 
Hay una niña parada en la esquina de mi cuarto
y me ruega que le abra la puerta.

 

 

 

 

LOCA DE LA TIERRA

Pero tú te abrazas
como la serpiente loca de movimiento
que sólo se halla a sí misma
porque no hay nadie.

Alejandra Pizarnik.

 

Yo soy la loca que mueve y escarba la tierra
soy la que juega a las escondidas sola
mientras traga a gajos pedazos de ausencia.

Escondí debajo del suelo tu nombre
tiré al viento los trozos de amor
que quedaban.

Yo soy la loca que juega, escarba
y entierra tu nombre
lo acaricia
y lo maltrata.

Dormí al borde del tormento
mientras escribía historias de mi vida
sobre la superficie carnosa de tus besos.

Yo soy la loca que grita y llora cada que el mundo
convulsiona dentro de una habitación de hotel barato.

 

 

 

 

LEJANÍA

 

He de amoldarme a ti como el río a su cauce,
como el mar a su playa, como la espada a su vaina.

Dulce  María Loynaz

 

Si solamente se abrieran todas las fronteras
y cayeran lentos los kilómetros que en este momento
dividen  a la añoranza penetrada en mi pecho,
me volvería colibrí y volaría hasta alcanzar cada uno
de tus cabellos,
me volvería la chuparrosa que succiona tu corazón.

Me voy a cortar los pezones,
un brazo,
una pierna.

Voy mojarte los labios con mis tibias lágrimas.

Te voy a echar de menos como se extraña a un muerto.

Voy a desdibujar tus sonrisas.

Voy a dejar que tu mirada se evapore poco a poco.

Pero hay algo que no voy a poder borrar con nada:
tu voz: eco infinito que retumba desde el epicentro de este infierno.

 

 

 

 

16425488_10212110921917909_1692132768_n.png

Khiabet López Morales (Acapulco, 1993). Egresada de Lengua y Literatura de Hispanoamérica en la Universidad Autónoma de Baja California Campus Tijuana. Una muestra de su poesía aparece en la antología “Las voces de los faunos” publicada por Colectivo Entrópico. Fue becaria del Festival de Cultura Interfaz Culiacán, 2016.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.